El médico Lino Villar Cataldo que ayer fue declarado "no culpable" de haber matado de cuatro tiros a un ladrón que intentó robarle en la puerta de su casa en Loma Hermosa, habló tras la sentencia. "Se ha logrado demostrar que fue en defensa propia: no fue buscado por mí. Era la única manera de evitar el peligro de muerte que estaba sufriendo en ese momento".

"Terminó una etapa judicial, pero no la carga que yo llevo encima, la voy a llevar hasta el último día de mi vida", aseguró el cirujano la mañana de este viernes en TN. Sin embargo, sostuvo que volvería a matar a un delincuente si su vida o la de sus hijos estuviera en riesgo. "Sigo teniendo un arma de fuego", añadió.

Después del veredicto que lo absolvió, Villar Cataldo volvió sobre esa noche que cambió su vida para siempre. "En ese instante uno no piensa", aseguró. "Lo único que ve es la oscuridad de un caño que lo está apuntando, el miedo tremendo de morir".

El doctor negó rotundamente sentirse un justiciero. También esquivó la pretensión de representar siquiera el sentir del común de la gente. "Lo único que hice fue defender mi vida", dijo. Pero enseguida aclaró: "No quiero sugerir a nadie que proceda como yo lo hice. Vivir de esta manera es muy difícil".

Villar Cataldo señaló que nunca habló con la madre de a Ricardo Alberto "Nunu" Krabler, el ladrón de 24 años al que le disparó en agosto de 2016 en medio de un asalto. "Le he pedido disculpas públicamente pero nunca las aceptó", remarcó.

En referencia a las declaración que hizo la mujer tras conocer la absolución, sobre que no se haría responsable de lo que pudiera pasarle al médico a partir de ahora, reconoció que sus palabras le parecieron preocupantes. Esta tarde, Villar Cataldo se reunirá con la ministra Patricia Bullrich. "Seguramente vamos a coordinar cómo va a seguir el tema de mi seguridad", señaló.

Comentá y expresate