Un niño de siete años está internado en terapia intensiva, en grave estado, con asistencia respiratoria mecánica, fractura de cráneo sin hundimiento "pero con un importante edema cerebral", luego del accidente ocurrido el domingo en Carmen de Areco, que dejó un saldo de nueve muertos y seis heridos.

Los familiares de las víctimas del accidente de Carmen de Areco que dejó un saldo de 9 muertos estaban desesperados. Recibieron la llamada de otro familiar que les comunicaba que Natalia Tolosa, su marido y sus tres hijos habían sufrido un accidente

“Fue terrible porque vimos la camioneta destrozada en el medio de la ruta. Ahí nos dimos cuenta de que se trataba de Natalia. Cuando reconocimos la camioneta”, contó Jorge, uno de sus cinco hermanos.

Griselda es la mamá de Natalia, la mujer de 31 años que se encuentra internada en el hospital de esa localidad con la menor de sus hijas: sus otros dos hijos murieron en el accidente. Recién pudo ver a su hija y a su nieta este lunes. “Esto es un dolor enorme”, antes de entrar este mediodía a ese centro de salud.

La familia no sabe bien qué pasó. Dicen que Néstor Moyano, marido de Natalia y quien conducía la camioneta y murió en el accidente, estaba alcoholizado cuando salió a la ruta. También que dentro de la Chevrolet S-10 iban todos sueltos, sin cinturón de seguridad. Lo que está confirmado es que había adultos y niños en la caja del rodado.

En la camioneta Chevrolet S-10 que manejaba Moyano viajaban 15 personas. El vehículo iba por la ruta provincial 51 hacia Chivilcoy y, cuando cruzó la ruta nacional 7, lo embistió un camión Volvo conducido por Juan Ignacio Batalla. La camioneta había salido desde el balneario municipal de Carmen de Areco: subidas a ese vehículo, las 15 personas recorrieron al menos diez kilómetros sin que nadie los frenara.

“Natalia se acuerda muy poco del accidente. Tiene flashes. Se acuerda del golpe y de su marido tirado en el suelo, muerto. Después se desmayó y volvió a despertarse en el hospital”, contó Jorgelina, una tía de Natalia. La mujer ya se enteró de la muerte de su pareja y dos de sus hijos, y está en estado de shock.

Según la versión que manejan fuentes de la investigación, la familia viajaba junto con la hermana de Moyano, su esposo y sus dos hijos, y con otras personas que aún no se sabe si eran también familiares o amigos. Para los familiares de las víctimas, lo que pasó en las horas previas al choque es un misterio. “La verdad es que tenemos muy poca información de lo qué pasó”, agregaron los familiares que, muy shockeados, tampoco contaron a qué se dedican Natalia y su esposo.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate