Un hombre de 70 años llegó a la guardia de un hospital porque tenía el tobillo inflamado. Les dijo a los médicos que un mes atrás había sentido una picadura de insecto. Los profesionales constataron que se enfermó con tres infecciones completamente diferentes después de una sola picadura de garrapata.

Según un estudio, publicado en BMJ Case Reports, el paciente visitó una sala de emergencias de Oregon, en Estados Unidos, con síntomas de fiebre, náuseas y una clara hinchazón alrededor de su tobillo, junto con dolor en la pierna. Las pruebas mostraron que tenía anemia (un recuento bajo de glóbulos rojos) y trombocitopenia (un recuento bajo de plaquetas), así como una lesión renal aguda y posible daño hepático, según reporta el sitio Gizmodo.

La picadura que refirió el hombre apareció después de un viaje al noreste de los Estados Unidos, lo que llevó a los médicos a sospechar que en realidad fue causada por una garrapata portadora de enfermedades. Y al ver los análisis de sangre, los especialistas se sorprendieron con los resultados.

El paciente no solo dio positivo a Borrelia burgdorferi, la causa de la enfermedad de Lyme, sino también a las bacterias Anaplasma phagocytophilum y Babesia microti, que son las causas de anaplasmosis y babesiosis, respectivamente.

El hombre tenía múltiples síntomas y si no fuese por el arsenal de antibióticos que recibió, su vida corría peligro. La aparición de Lyme al mismo tiempo que otra infección transmitida por garrapatas es bastante común, ya que las garrapatas suelen estar repletas de gérmenes. Pero “la infección con tres enfermedades transmitidas por garrapatas al mismo tiempo es relativamente rara”, escribieron los médicos, según Gizmodo.

Gizmodo afirma que las enfermedades transmitidas por garrapatas se están convirtiendo en una amenaza cada vez mayor en los Estados Unidos. Los científicos han advertido que las poblaciones de garrapatas se están extendiendo más y más a través de los estados, ayudadas por el clima cambiante y cálido.

Comentá y expresate