Lenard Ibáñez logró salir del avión que piloteaba con algunas quemaduras. No tenía señal de celular ni funcionaba la radio de la aeronave inutilizada por el fuego. Sólo mar y acantilados rodeaban al piloto que en medio de la tragedia se decidió a salir a pedir ayuda. Caminó 7 kilómetros orientado por uno de los cascos de la Estancia La Adela, ubicada en Península Valdés. Encontró a dos pescadores. Y lograron pedir ayuda.

Tanto Ibáñez como su copiloto Ricardo Ramón Artiles están internados en el hospital “Andrés Isola” de Puerto Madryn. Y el último parte médico no es muy alentador. Ambos están en “como farmacológico” debido a las quemaduras y a problemas en sus vías respiratorias lo que hace aún más conmovedor lo que hizo Lenard tras el accidente. Artiles presenta quemaduras en el 70% de su cuerpo según las informaciones. Con ellos viajaban además dos mujeres que murieron en el acto.

El parte médico informado durante la mañana de este lunes indica que los dos hombres que sobrevivieron al accidente aéreo ocurrido ayer en Península Valdés se encuentran en "coma farmacológico" y la condición de uno de ellos es de extrema gravedad.

Segú informó la doctora Natacha Caputo, tanto el piloto de la aeronave, Lenard Ibañez, como Artiles “se encuentran en coma farmacológico, con severas quemaduras en el cuerpo”. “Tienen quemada las vías respiratorias los dos”, dijo la profesional, quien detalló que en el caso de Ibañez las quemaduras cubrían un 35% de la superficie corporal, mientras que en el otro hombre son superiores al 70% y su estado es de extrema gravedad.

Lenard es un joven amante de la aviación y de la música. Se recibió de piloto en el Aeroclub de Trelew, ciudad donde nació. Trabaja en la sucursal del Correo Argentino junto a quien ayer era su copiloto Ricardo Ramón Artiles.

El joven piloto Ibáñez es vocal suplente de la comisión directiva del Aeroclub Trelew. Su primer viaje lo hizo sin instructor, según cuenta él mismo en su cuenta de Facebook. También subió a la red social una filmación de ese momento.

Además es amante de la música. Toca la guitarra en el grupo local “Tracktor” que formó con otros cuatro amigos en 2009. Tocan rock pesado y tienen algunas presentaciones dignas de comentar. Por ejemplo en diciembre de 2011, se presentaron en la Unidad Penitenciaria Federal número 6 de Rawson ante 150 internos.

Pero tal vez el dato que más impresiona es el de la primera actuación de “Tracktor allá por 2010. Fue un 21 de agosto y con motivo del aniversario de una radio de frecuencia modulada. El lugar: Puerto Pirámides, la villa balnearia de Península Valdés mundialmente conocida por la presencia de la ballena Franca Austral. Lejos estaba de saber el joven piloto y guitarrista que algunos años después muy cerca del lugar iba a ser protagonista de una tragedia aérea. El sector donde cayó la avioneta está a pocos kilómetros de Pirámides, la paradisíaca villa que años antes lo había vista sonreír, tocar y cantar con su banda de amigos.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate