jueves 29 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Literatura

AHORA te recomendamos un libro: "Soñar y decir también es hacer", de Luis Chiozza

El médico de 91 años publicó un libro que compila las reflexiones que comparte a diario con sus seguidores de Instagram.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 de septiembre de 2022 - 22:51

Por Federico Bruno (*)

El médico psicoanalista Luis Chiozza, de 91 años, publicó "Soñar y decir también es hacer" (Libros del Zorzal, 2022), una serie de reflexiones que comparte a diario con sus seguidores de Instagram, con un feedback que creció de forma exponencial durante la pandemia de coronavirus.

"El libro recoge una serie de apuntes de todos los días que escribo en mi Instagram y fueron un resultado del coronavirus", dijo el autor en esta entrevista.

El duelo, la culpa y la tristeza son algunos de los temas del libro, marcados por una profunda intertextualidad que hacen desfilar a autores clásicos universales (la admiración por Borges salpica al menos a una decena de los escritos) y a textos de la cantera del autor. Por ejemplo, transcribe un poema dedicado a la muerte de su madre para hablar de los momentos donde las emociones no se pueden transmitir de otra manera que no sea mediante la escritura.

Chiozza, con reconocimientos nacionales e internacionales, también señaló que "el coronavirus unificó toda persecución en un solo enemigo. Fue como si desaparecieran todos los peligros y quedase solo el temor a una muerte súbita por una infección viral".

También puede leerse como un gran ensayo sobre los grandes males de la humanidad y cómo se sobrepone el amor por la vida.

¿Por qué es importante leerlo?

Porque resume una producción literaria muy pensada e inteligente. Es más, Chiozza ya está escribiendo una libro que será el sucesor y completará una trilogía.

Estructura

Un centenar de capítulos que podrían haber sido 365, porque se basa en posteos que realiza el autor todos los días en sus redes sociales. También usa muchos paréntesis para usar un doble juego en la lectura, donde el autor traspasa las páginas y te cuenta otras cosas asociadas al texto principal.

Una frase subrayada

—Uno se convence cuando algo lo ha vencido. Muchos años de práctica psicoanalítica me han convencido (en sentido contrario a lo que siempre tendemos a creer) de que, en el fondo, todos sabemos qué es lo que hay que hacer, aunque, naturalmente, no es lo mismo saberlo que asumirlo con plena conciencia de lo que eso lleva implícito. Las cosas que anhelamos (las mismas que apreciamos), todas ellas, tienen, precisamente, un precio. Cuestan algo que la mayoría de las veces no es dinero, aunque a menudo el dinero se inmiscuye y, a través de un abuso, que en realidad es un proceso ficticio, logra reemplazar su costo verdadero. Enfrentados con la demanda de “pagar el precio”, e infectados, más allá de lo que nos gusta reconocer, por la idea de que pagar lo justo no tiene gracia, con frecuencia sucumbimos a la pretensión de lograr algún descuento. Si, en lugar de dedicarnos a lo que pensamos que sucede “en el fondo”, prestamos atención a lo que vemos en la superficie, nos encontramos con una multitud de dudas que nos invaden y que suelen inquietarnos con “escrúpulos”. La palabra, derivada del latín scrupulus, diminutivo de scrupus, piedrecilla que se mete en un zapato, simboliza una duda o desasosiego provocado por la imposibilidad de discernir si algo es cierto o falso, bueno o malo, correcto o incorrecto. (…) A pesar de la intranquilidad que la actitud escrupulosa nos produce, se justifica reparar en que, allí, un sentimiento de responsabilidad que es inherente de la condición humana se manifiesta como una de nuestras mejores cualidades.

Curiosidad

Pese a que la escritura de estas reflexiones está marcada por la pandemia de coronavirus, es curioso que no se mencione la terminología del virus, ni siquiera su nombre científico. Solo se hace mención a contextos de encierro, a la tristeza y la desazón de las personas por el porvenir.

Sinopsis

El proverbio “del dicho al hecho hay mucho trecho” trasmite que es mucho más difícil hacer que decir, a través del significado de “trecho”, que connota la idea de dificultad utilizando la metáfora de una distancia. Luego de haber aceptado que hacer (materializar) es más difícil que decir (concebir), cabe volver sobre la idea para poder rescatar otros aspectos.

Solemos pensar que la materia, por ser “palpable”, es más “concreta y duradera” que la idea, pero no es verdad. Dado que concreto (por su origen, “crecer unido”) también significa “preciso, detallado o bien delimitado”, no cabe duda de que los productos mentales que configuran lo dicho pueden muy bien ser concretos. Además, tal como señalaba Heráclito hace más de dos mil años, lo que permanece del río es su forma, el agua circula. Las ideas no solo pueden ser muy concretas, sino también duraderas, ya que el reconocimiento mismo de ese “crecer unidas”, en cuanto constituye un volver a encontrarse con algo conocido, es un testimonio de su perduración. Una vez destacado el valor del hacer, debemos admitir que el decir nos es tan vano como solemos creer cuando, enamorados del supuesto de que solo la materia está “hecha” (o es “un hecho”), no lo pensamos mejor. Toda la historia de la civilización nos certifica, sin embargo, que las ideas son “hechos”, y que idealizar es crear.

Pero, además, lo que es cierto frente al mundo que constituye nuestra circunstancia también vale para un ego que, lejos de ser alguien especial, del cual hablamos arrogantemente en “primera” persona del singular, es un tejido de otros seres que testimonia lo que expresa Porchia cuando afirma: “Nadie está hecho de sí mismo”.

¿Quién lo escribió?

Luis Chiozza nació en Buenos Aires en 1930 y se graduó como médico en 1955. Es Director del Centro Weizsaecker de Consulta Médica y del Instituto de Docencia e Investigación de la Fundación Luis Chiozza. Presidente Honorario del Istituto di Ricerca Psicosomatica-Psicoanalitica Arminda Aberastury de Perugia. Miembro del Comité Asesor del International Journal of Neuropsychoanalysis y del Analytic Psychotherapy and Psychopatology. Miembro del Comité Promotor de Seminarios, en el Istituto di Psicologia, Facoltà Medica, Università degli Studi di Milano, y miembro del Comité Consultor Internacional de la Rivista della Società Italiana di Antropologia Medica.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCW55rZZFrNU%2F%3Fhl%3Des&access_token=EAAGZAH4sEtVABAMJMacRoEDGuaWinWyZBK4ngwYnuMBSu2LIXpqmfLWPRHbth4SvoH6B2FeYXdW7xLS6nFY5o6cqZBs3FadBBRiIezEpOPrx1qxOnBRvTsJNFeZC0JZBZCkB8dmE5DmyZB4QKYtJclR20fDw8yIfSHbB7cIzy8skDchXRXc3SWHrxZAX3u8UZBQYZD
View this post on Instagram

A post shared by Luis Chiozza (@luischiozza)

(*) Federico Bruno es periodista especializado en literatura. Conductor del programa de radio "Invasión de Brolis", premiado con el Martín Fierro Federal como mejor programa cultural-educativo.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar