jueves 4 de julio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
SOLIDARIDAD

Amigos Solidarios Marplatenses: la valorable tarea de un grupo de taxistas junto a un Comedor

Los trabajadores del volante colaboran con el merendero Arco Iris, ubicado en Río Negro al 8000. Las emocionantes palabras de Miguel y Lucrecia en el programa Buenas Mañanas

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Un grupo de taxistas marplatenses realiza una valorable acción solidaria recolectando y acercando ropa al Comedor y Merendero Arco Iris, ubicado en Río Negro al 8000.

Miguel Barros, uno de los choferes, comentó que la idea surgió “por ver la necesidad de la gente. Los tacheros nos movemos por todos lados y lo vemos”.

Además, dijo que “juntamos ropa, calzados, alimentos y también si sobra alguna heladera o algo para la casa. Todo viene bien”. Luego, explicó que los taxistas se contactan directamente con el donante para retirar las cosas y que no haya “ningún tramposo”.

El grupo es numeroso, según Miguel, “somos unos cuantos, aunque después de la pandemia de redujo. Nos gustaría convocar a otros compañeros para que se sumen”.

Las redes sociales, tanto el Facebook como el Instagram, son Amigos Solidarios Marplatenses. Cristian, otro de los choferes, explicó que “muchas personas nos contactan por ahí para dar las donaciones”.

Lucrecia, la referente del comedor, tomó la palabra después y remarcó que “hay mucha demanda, muchas familias, tenemos 45 chicos. Damos comida martes y jueves y los sábados la merienda. Lo solvento con rifas, ferias y trueques. Cambiamos ropa por fideos. No estamos teniendo ninguna clase de ayuda”.

Luego, remarcó que lo que más se necesita “es mercadería, alimento seco, arroz, fideos, polenta, harina, aceite, lo esencial para poder cocinar”.

“Nunca alcanza, porque no puedo decirles que no hay más, los chicos se quedan mirando, pero tienen que ir al colegio y tienen que comer. Lo que más necesitamos es una cocina y un horno para hacer el pan, que nos cuesta conseguirlo”, finalizó Lucrecia.

Según Lucrecia, la referente del comedor, en el último tiempo se acercaron "muchas personas más, incluso los domingos me vienen a pedir y yo les doy de lo mío. Vienen muchas personas mayores y madres solteras con cuatro o cinco chicos".

Mirá el informe completo

Embed

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar