lunes 5 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
100 clubes de barrio

"Boom Boom Cañón", una historia de 100 clubes de barrio

La columna dominical en Ahora Mar del Plata de los Profesores de Historia, Eduardo Ferrer y Sebastián Ramirez.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Por los Profesores Eduardo Ferrer y Sebastián Ramirez

El trazado ferroviario atraviesa, como una lengua serpenteante, las viviendas de los barrios “Sarmiento” y “Estación Norte”. Hace su camino paralelo a las calles 9 de Julio y 25 de Mayo, convirtiéndose en una suerte de cruz con la avenida Jara; a sólo metros de ese encuentro geográfico, se halla uno de los comercios primitivos de la zona: la panadería “El Cañón”, que tiene un vínculo entrañable con los inicios del club. Santiago Sastre, antiguo propietario del comercio, fue quien cedió el primer juego de camisetas para los muchachos que jugaban al fútbol, además de convertirse en dirigente fundacional. De la cuadra de la panadería salía, siempre, una bandeja de facturas para los chicos de las calles circundantes, luego de la práctica de los encuentros deportivos.

El club se inició en la cocina de una vivienda, que era la casa de los hermanos García. Aquella morada fue el núcleo de reunión del piberío del barrio convocado por los hermanos varones, que fueron el otro gran pilar en la historia de El Cañón. En particular Pablo García, quien estuvo presente desde el primer día, ocupando, a lo largo de su trayectoria, 18 años el cargo de presidente y 6 como vicepresidente. Julia, la mamá de Pablo, fue quien recibió en la vivienda, los anhelos de todos los jóvenes que soñaban a lo grande, entre calles de tierra y carreras de bicicletas.

Precisamente, esta última actividad fue la preponderante en los momentos iniciales de la entidad, ya que algunos de los socios fundadores como Eduardo y Miguel García, compitieron en las carreras de bicicletas. Pero Santiago Sastre, su familia y los hermanos García no fueron los únicos pioneros, a la par de ellos caminaban los hermanos Basanta, Juan Bouzada, Domingo Alhaits, AmletoLoureiro, Julio Agustín Bourdette, los Lafrossia, los hermanos Giral, los Ferrari, los Policarpi y los Escudero, entre tantos que construyeron con esfuerzo al “Tricolor”.

Sentencia el Acta N° 1: “En Mar del Plata, a los 12 días del mes de octubre de 1939 y siendo las 20:30 horas, en el domicilio de Doña Julia Alfonso de García, 3 de Febrero 5074, estando reunidos los abajo nombrados, todos vecinos de este barrio, inspirados en un mismo afán, se da por iniciada esta convocación. El objeto de la misma es ya conocido por los presentes, es fundar un club de barrio, el que se denominará Club Atlético El Cañón.”

Después se trasladó a la intersección de 3 de Febrero y Jara, donde ahora está la casa de cerámicos. En la esquina había una carnicería, y al lado un local que sería la cuarta parte de la sede actual. Un pasillito para el baño al fondo y una parrilla, cuyo propietario era Manuel Navarro.Más adelante, se sumaron otras familias como los Vega, personajes como Roque Garramone o Adolfo López. El vínculo con el equipo de Chacarita Juniors devino de la elección de los tres colores: el negro, el rojo y el blanco que ambos portan en sus camisetas. Los representantes marplatenseses pensaron en esa realidad, para evitar discusiones por las simpatías que cada socio podía tener por diversos elencos porteños.

Las casacas, encargadas en su confección a Toribio Sliba fueron estrenadas el 12 de octubre de 1941. La primera cancha fue la de Berro, apellido del cuidador del lote que se hallaba en los confines del ferrocarril, situada en la actual calle 9 de Julio entre Don Bosco y Francia. A los picados se sumaba el piberío del barrio, incluidos algunos seguidores del club Colegiales, fundado diez años antes. Además, había otro equipo que se denominaba Oriente con el que existió una “pica” especial; aquel rival mutó su nombre, y se transformó en el club Balcarce de la avenida Libertad.

Un hecho destacado aconteció el 17 de junio de 1956, cuando se produjo el debut en la Liga de Fútbol Marplatense, enfrentando a Cadetes de San Martín, en la cancha de Alvarado. Veintiocho encuentros invictos, una cifra que asombra a propios y extraños, fue lo que supo acumular el “Tricolor” de “Estación Norte”. Semejante cosecha de triunfos hizo que se produjera el primer ascenso de la historia del club en el año 1967. El equipo tenía valores jóvenes, dentro de los cuales se destacaban los hermanos Carlos y Héctor Palanca, Norberto y Manuel Said, la experiencia de José LuisMonopolí y los goles de Iglesias y Uzquiano.

Más adelante en el tiempo, el club se hizo con la propiedad de un terreno baldío donde se encuentra la actual sede. Momentáneamente, era usado para los partidos de fútbol y algún que otro guanteo de box. Cuenta Ciro Uzquiano que: “Veníamos a jugar al fútbol los fines de semana. Un vecino, Don Ángel Fulco, practicaba boxeo en el Bristol. Un día hubo una trifulca y se fue hasta la casa a buscar dos pares de guantes, llegó al espacio de tierra, marcó un cuadrado como si fuera el ring y así se empezó a resolver el problema. Esa anécdota también describe que nos dimos cuenta que era necesario empezar a construir la sede, la gente vino y empezó a poner ladrillo a ladrillo.”

El extinto estadio “San Martín” fue el escenario de la segunda final con el equipo de Ministerio, luego que el primer partido terminara en empate con 1 gol por bando. El 9 de diciembre obtuvo el triunfo por 3 tantos contra 2, logrando el tan ansiado ascenso a primera división “B”, que fue festejado con una larga caravana por la avenida Jara, cuna del club “Ferroviario”. Más adelante, en el promisorio 1978 (desde lo deportivo), trajo aparejado nuevos momentos de felicidad para la parcialidad de la institución. Dejó atrás a Racing, Cadetes y San Isidro en la contienda, con quienes mantuvo una interesante puja hasta la última jornada, pero su aplastante triunfo en cancha de San José por 5 a 2, lo volvió a depositar en la primera divisional del ascenso. La formación de aquel día memorable incluyó a Carmona; O. Rodríguez, Norberto Saidy Cuello; Pisani, Ernesto Chirino y Carlos Palanca; Manuel Said, Noel Sánchez, Edgardo Zanfrillo (figura, y autor de 3 goles) y Conde, dirigidos técnicamente por Walter Della Torre.

Una larga trayectoria transitó el “ñonca”, como lo conocen sus incondicionales, y hoy se sostiene con la inmensa pasión de sus socios más longevos, y en algunas camadas jóvenes que crecieron en el barrio del club.

image.png
image.png
image.png
1940 (5).jpg
1940 (2).jpg

“El club es el encuentro del barrio, no sólo deportivo, sino de lo social”.

Sigamos protegiendo la historia y el presente de estos clubes.

También podés seguir las redes sociales de @100clubesdebarrio. Proyecto declarado de interés legislativo por la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar