jueves 29 de febrero de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
SOCIEDAD

Cambio de paradigma laboral: ¿qué es el salario emocional?

Una nueva forma de ver el empleo llegó al mundo y además de la retribución económica, existen otros aspectos clave para crear vínculos ‘emocionales’ que benefician a empresas y empleados.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

En el escenario global, el paradigma laboral está cambiando significativamente. El "salario emocional" se está volviendo crucial, más allá de lo económico y es la clave para atraer y retener talento. Según la reciente encuesta de Paycheck y Future Workplace, el 62% de los encuestados considera crucial el bienestar en su decisión de postularse a un nuevo empleo.

Este enfoque va más allá de la simple retención de talento; es un cambio de perspectiva, de retener” a “fidelizar”, con una estrategia centrada en el desarrollo personal y profesional de los empleados. Comprender este cambio es esencial para construir equipos y empresas sólidas y sostenibles.

¿Qué es el salario emocional?

El salario emocional podría definirse como el conjunto de beneficios no económicos que hacen sentirse cómodos a los empleados de una empresa y contribuyen a mejorar su calidad de vida. Este concepto empezó a investigarse hace aproximadamente una década en países de América Latina y en los últimos años está teniendo más presencia debido a los numerosos beneficios que aportan a empresas y trabajadores.

El salario emocional no es algo fijo, cada persona valora y prioriza los elementos en función de sus necesidades y contexto. Pero la autonomía, el liderazgo, la inspiración, la creatividad, el aprendizaje, el propósito, la flexibilidad, el crecimiento personal y profesional son aspectos clave a tener en cuenta.

¿Cómo Aplicar el Salario Emocional en las Empresas?

Un Cambio de Paradigma implica revisar las prácticas laborales: horarios flexibles, trabajo híbrido, desarrollo profesional, un ambiente laboral enriquecedor y los valores son elementos fundamentales.

Este cambio no solo beneficia a los empleados individualmente, sino que también mejora la productividad general del equipo, por ende la rentabilidad de la empresa, y fortalece la cultura organizacional.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar