domingo 16 de junio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Malvinas, 40 años

Conmemorarán el 40° aniversario del hundimiento del Crucero Belgrano

Rendirán homenaje a los 323 caídos, desde el Mar Argentino, donde dieron su vida

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Desde la Base Naval Mar del Plata zarpará el patrullero oceánico (OPV) ARA “Bouchard” para conmemorar el 40° aniversario del hundimiento del Crucero (C-4) ARA “General Belgrano, que estaba en acción durante la Guerra de Malvinas.

La navegación está prevista para rendir homenaje a los 323 caídos, desde el mismo Mar Argentino en el que ellos dieron sus vidas.

El patrullero oceánico (OPV), lleva el nombre en proa del mismo destructor que participó del rescate de los 770 náufragos sobrevivientes, junto al destructor ARA “Piedrabuena” y el Aviso ARA “Gurruchaga”.

La determinación del Comandante del área Naval Atlántica, Contralmirante Marcelo Luis Fernández, es que, junto a su Plana Mayor e invitados, “se rinda homenaje a los camaradas caídos, en el mismo Mar Argentino al que ellos juraron defender”.

El hundimiento del Belgrano

El ARA General Belgrano fue hundido el 2 de mayo de 1982 durante el Conflicto del Atlántico Sur. Fue un golpe durísimo para las fuerzas argentinas, en él se produjo casi la mitad del total de bajas argentinas en todo el conflicto.

La última página de su historia en la Flota de Mar comenzó a escribirse el 16 de abril de 1982 a las 11.50, cuando el buque con sus 1.093 tripulantes zarpó de la dársena de la Base Naval Puerto Belgrano rumbo a Tierra del Fuego. Al mismo tiempo, empezaban a trazarse las primeras líneas de su historia de gloria y honor en defensa de la soberanía; siendo el 24 de abril la última vez que soltaría amarras desde el puerto de Ushuaia.

ara general belgrano.jpg

La misión encomendada era mantenerse fuera del área de exclusión vigilando las intenciones de las fuerzas enemigas. En Ushuaia se reunió con los destructores ARA “Piedrabuena” y ARA “Bouchard” y el petrolero “Puerto Rosales”.

El 1° de mayo, con rumbo Este navegaba hacia el sector asignado, sin saber que el submarino nuclear HMS “Conqueror” ya lo tenían debajo del casco siguiéndolo con sigilo, y buscando el momento justo para abrir fuego con sus torpedos.

Fue el 2 de mayo a las 16.02 cuando el primer torpedo del submarino impactó en la sala de máquinas del “Belgrano”; el segundo le destruyó la proa y el buque comenzó a irse a pique. A las 16:23, el comandante dio la más triste y dolorosa orden que un comandante le puede dar a su tripulación, la de abandonar el buque.

El crucero tardó una hora en irse a pique a 4.200 metros bajo el mar, en el fondo de la cuenca de Los Yaganes, al sur de las Malvinas. Fue la mayor tragedia naval de la historia de la Armada Argentina. También una de sus mayores pruebas de heroísmo. Casi 300 hombres murieron en el primer instante del ataque; el resto falleció en las balsas por las heridas, el frío o el oleaje que se los llevó a lo profundo. El crucero ARA “General Belgrano” estaba a 210 millas al sur de la isla Gran Malvina. Y allí quedó como guardián eterno.

Una vez que el buque desapareció de la superficie del Atlántico Sur, devino la odisea de los náufragos en las balsas, que comenzaron a dispersarse en un mar bravío donde las olas y fuertes vientos hacían difícil la supervivencia.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar