viernes 25 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Una marplatense en un millón

Cortan el pelo en los barrios y llevan donaciones: la historia de "Tijeras solidarias"

Paula Quintanilla, impulsora de la ONG, cuenta el trabajo que realizan para ayudar a quienes lo necesitan. El domingo habrá una jornada especial de cortes para pelucas oncológicas

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Paula Quintanilla creció en la peluquería de su mamá y con los años comenzaron a compartir el trabajo. Si bien al principio no se imaginaba como peluquera, cada vez lo disfruta más. “Le encontré la veta de unir la peluquería con lo solidario", expresa a Ahora Mar del Plata. En la actualidad es la directora "Tijeras solidarias de Mar del Plata": una ONG donde 20 peluqueros de la ciudad cortan el cabello en los barrios. Y este domingo realizarán una jornada especial para donar pelo para pelucas oncológicas.

Ya llevan seis años de recorrida por los barrios con sus "tijeras solidarias".En 2016 Paula vio que peluqueros de otras provincias realizaban los cortes solidarios y se puso en contacto con ellos para conocer más detalles e iniciar esta acción en la ciudad. La red está compuesta por miembros en 16 provincias de la Argentina.

Todos los meses juntan donaciones para llevar a los lugares donde realizarán los cortes solidarios. “El último domingo de cada mes, vamos a comedores, hogares o merenderos a cortar el pelo. En ese mes, cada uno en su salón recolectas lo que el lugar necesita: alimentos, ropa, útiles, y el día del corte lo llevamos”, detalla.

El día elegido, los chicos reciben el desayuno o una comida en el comedor, donde cerca de las 11 comienza el momento de la peluquería. “Principalmente les cortamos a los niños, pero se acercan madres, padres o gente del comedor”, relata Paula. Y agrega que hay mucha demanda, por ejemplo, cuando empiezan las clases, en marzo o febrero.

image.png

Las tijeras solidarias llegan a los comedores a través de contactos o mensajes que dejan en su página de Facebook o Instagram. Luego coordinan la jornada. “A medida que comenzó la acción, creció la demanda. A los lugares que vamos ya nos conocen”, destaca.

Paula recuerda con emoción la primera vez que llegaron a un barrio, en abril de 2016. El primer corte de Tijeras solidarias se realizó en la sociedad de fomento de Santa Rita. “Recolectamos muchas cosas, había mucha energía y ganas de ayudar. A los chicos les dieron la merienda y fue prácticamente una jornada, un día hermoso”, describe.

Con la pandemia tuvieron que dejar la actividad, pero poco a poco retomaron esta recorrida por distintos puntos de la ciudad.

No es solo cortar el pelo, es estar con ellos, escucharlos, hacerles el corte que quieren: algunos piden un diseño con estrellita, otros el corte de algún jugador de fútbol. A las chicas les hacemos peinados. Es hacerles un mimo, dedicarles el tiempo”, resalta Paula. “Es un momento, su momento”, agrega.

Tijeras para pelucas oncológicas

Desde hace tres años la fundación trabaja con el Banco Provincial de Pelucas Oncológicas. En octubre, mes del cáncer de mama, hacen una jornada donde todos los miembros cortan el pelo de manera gratuita y es recolectado para el banco, que depende de la Cámara de Peluqueros.

Este domingo 2 de octubre de 13 a 16 en la Plaza del Agua (Güemes y Roca) "Tijeras solidarias" organiza la tercera jornada solidaria de corte de pelo a beneficio del Banco de Pelucas oncológicas de Mar del Plata.

Embed

“La gente que tiene pelo guardado lo puede llevar. También pueden cortarse el pelo (a partir de 15 centímetros) y el corte es gratis. O pueden cortarse y pagar un bono contribución para comprar insumos para la confección de las pelucas”, explica Paula. La gente que se acerque a donar participará de sorteos y habrá música en vivo. “La idea es pasar una linda tarde en la plaza”, remarca.

Sirve todo tipo de pelo: virgen, decolorado, con rulos o lacio. “El pelo se dona de cualquier manera, incluso si las puntas están feas, y una vez confeccionada la peluca, se le hace un servicio de peluquería, como un baño de crema, nutrición, o lo que sea, para entregarla en óptimas condiciones”, describe la directora de Tijeras solidarias de Mar del Plata.

Si alguien quiere donarlo y no llega a la jornada o debe esperar para que el pelo crezca un poco más, durante el año puede concurrir a las peluquerías que forman parte de la fundación. “Colectamos cabello durante todo el año y lo llevamos al Banco de Pelucas o a la jornada 'Un pelito más fácil', en Buenos Aires, con el mismo fin", describe.

La peluquería de Paula Quintanilla está en Corrientes 2442. Todos los locales que forman parte de la fundación están detallados en las redes sociales de la ONG.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar