miércoles 17 de julio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Cristina restituyó el sable de San Martín al Museo Histórico Nacional

El acto de traslado comenzó a las 11 con un desfile patrio. El sable corvo se encontraba en el Regimiento de Granaderos a Caballo

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner  restituyó el sable corvo del General José de San Martín al Museo Histórico Nacional. La jefa de Estado se dirigió hasta la sala de sables donde depositó el arma del General en una vitrina que quedará bajo la custodia de los Granaderos a Caballo.

cristina sable 3

El traslado del sable corvo, luego de 48 años, al Museo Histórico Nacional comenzó a las 11 con un desfile patrio. El arma se encontraba en el Regimiento de Granaderos a Caballo.

En medio del recorrido, realizaron una parada en la Catedral Metropolitana, lugar donde descansan los restos del Libertador. En el museo el arma podrá ser apreciada por todo el público en una sala especialmente diseñada con modernas medidas de seguridad y conservación.

cristina sable 2

El gobierno nacional decidió llevar al Museo Histórico Nacional el sable corvo para "exponer la historia argentina desde un abordaje de la construcción social, a fin de volver a articular exposiciones permanentes que den testimonio de nuestra cultura, desde los pobladores originarios hasta el siglo XX".

Un objeto de la historia argentina

La espada acompañó a San Martín durante la Guerra de la Independencia, fue legada a Juan Manuel de Rosas, hasta que en 1897 sus descendientes decidieron donarlo al Estado Nacional y durante casi siete décadas fue exhibida en una de las salas del museo.

Durante los años 60 fue apropiado en dos oportunidades por integrantes de la Resistencia Peronista, con la intención de entregárselo al General Perón, por entonces exiliado en España. Luego, en 1967 Juan Carlos Onganía quitó la custodia del sable al museo.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar