viernes 10 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
CONFLICTO

Dictaron la conciliación obligatoria y la flota pesquera de altura vuelve a la actividad

Los trabajadores alineados en el SOMU todavía no lograron el aumento salarial que piden. El Ministerio de Trabajo intervino para dar un plazo de negociación. Mientras tanto, deben volver a la actividad.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el marco del conflicto salarial entre marineros que revisten en el Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y armadores, por lo que extendió el plazo de negociación y dejó las condiciones abiertas para que vuelvan a operar los buques que permanecían amarrados en el puerto local como parte de una medida gremial.

Desde la conducción local del SOMU se confirmó, mediante publicación en sus redes sociales, el acatamiento a esta resolución, por lo que las tripulaciones comenzaron a ponerse a disposición para retomar sus puertos y comenzar a zarpar para tareas de pesca a partir de esta misma tarde y noche.

De todas maneras la salida a alta mar queda postergada ya que, como es bien conocido, tanto SOMU como el Sindicato Marítimos Pesqueros (Simape) adhieren al paro nacional que comienza esta medianoche, por lo que recién comenzarían a navegar a partir del viernes.

"Hemos sido notificados de la conciliación obligatoria. Así como hemos mantenido el diálogo durante toda la negociación, acatamos la medida y nos presentaremos a la audiencia el día 15 de mayo donde seguiremos defendiendo nuestros salarios", aclararon.

Los trabajadores del sector se habían mantenido en tierra como metodología de reclamo frente a la falta de u acuerdo salarial. Insisten en un necesario aumento por efecto de inflación, pero no habían logrado ponerse en sintonía con la patronal, que no había acercado una oferta capaz de conformar esa demanda.

La decisión de no salir a pescar se tomó la semana pasada y se extendió hasta este martes, como plazo otorgado a los armadores para que acerquen una oferta superadora. Esa alternativa no prosperó y, en nueva asamblea, se resolvió continuar con la medida, sin embarcarse hasta tanto el acuerdo se concrete.

Frente a esta suerte de encallamiento de la negociación, la intervención de la cartera laboral devuelve por lo menos las condiciones para que la flota pesquera vuelva a la actividad y fija un plazo de 15 días para buscar una alternativa de acuerdo.

El SOMU había logrado que durante este reclamo se plegara, a modo de acompañamiento, el SIMAPE. Es el gremio paralelo que ya arregló su paritaria pero aún así decidió mantener a las tripulaciones en tierra hasta tanto se resuelva el conflicto de sus pares.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar