viernes 9 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Sociedad

El Día del Churro: su origen y la mejor receta

Cada 11 de noviembre se celebra el Día Mundial del Churro, un alimento esencial en la gastronomía de nuestro país.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

En el cualquier época del año, pero mayormente en el verano en toda la Costa Atlántica y en Mar del Plata en particular, el churro es uno de los alimentos más consumidos.

Los churros son muy populares entre niños y adultos, para acompañar la merienda en el invierno, para disfrutar en la playa o para darnos un gusto en un desayuno. Por estas y por muchas otras razones mas, cada 11 de noviembre se festeja el Día Mundial del Churro.

El origen del churro

La teoría mas fuerte dice que el churro nació en España, sin embargo otros relatos ubican lo en China. Los ancestros del churro serían los “youtiao” (palo frito en aceite), una tira de masa frita dorada y salada que se consumía preferentemente en el desayuno.

Con el tiempo, esta receta se diseminó primero por Portugal y luego por el resto de Europa, donde se le añadió azúcar y se cambió la presentación de la masa por la forma estrellada que se consume en la actualidad.

El nombre con el que lo conocemos hoy es una creación española. El término churro nace por el supuesto parecido con los cuernos de la oveja churra. Los pastores españoles fueron los primeros en hacer propia la receta de churros, ya que comenzaron a utilizar una mezcla de harina y agua en una olla con aceite que calentaban a leña.

Con el arribo de los colonizadores españoles, los churros se propagaron por el continente americano, donde cada país fue marcándoles su impronta: con chocolate, rellenos con dulce de leche o dulce de cajeta, o saborizados con distintas mermeladas. En algunas regiones el churro tiene una forma recta alargada y en otras se presenta en forma curva, en lazos o similar a una letra u.

image.png

La mejor manera de preparar churros caseros

Lo ideal es trabajar la masa a temperatura tiba, para alcanzar mayor homogeneidad y poder moldearlos mejor. El aceite, que puede ser tanto de oliva como de girasol, debe estar a temperatura media y no colocar más de cuatro churros a la vez en la sartén. Para lograr la forma estrellada será necesaria una churrera doméstica.

Los ingredientes:

Harina 0000 450 grs

Agua 500 cc

Sal 15 grs

Azúcar 5 grs

Aceite neutro 10 cc

Polvo de hornear 5 grs (opcional)

Azúcar para espolvorear: cantidad necesaria

Cómo es el procedimiento:

En una cacerola a fuego medio se coloca el agua y luego se agrega el aceite neutro. Luego de a poco se debe ir vertiendo la harina previamente tamizada y mezclada con la sal y el polvo de hornear. Después de esto se debe revolver constantemente con una cuchara de madera. La cocción demora poco más de un minuto, hasta lograr una masa apelmazada que se despegue de la olla.

El siguiente paso es retirar del fuego y seguir batiendo para retirar los grumos, amasar suavemente por unos 5 a 6 minutos. Si se utilizó polvo de hornear hay que desgasificar para que no exploten al momento de freír.

Antes de que se enfríe, se debe colocar la preparación en una churrera casera y trabajar en tibio. Lo recomendable para este caso es utilizar aceite en spray para no hacer tanta fuerza y que resbale más.

Ya como uno de los últimos pasos se deben cortar los churros de 10 cm de largo y freír en aceite caliente unos 5 minutos o hasta que doren, para luego ponerlos en una fuente con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y espolvorear con azúcar aún en caliente para que se peguen, o esperar que enfríen un poco para bañarlos en chocolate. Para rellenarlos es necesario un pico de churro, así se puede insertar el relleno de dulce de leche, crema pastelera o chocolate.

image.png

Manolo y El Topo conquistan los paladares Marplatenses

Manolo se fundó en Burgos, España en 1930. Según describe la empresa en su página web oficial, durante la "Guerra Civil Española Don Manuel Benito se tuvo que ir junto a su familia de España para emigrar a América del Sur. Se instalaron en Uruguay y empezaron a montar lo que hoy se convirtió en una tradición. En Punta del Este todavía resiste el clásico local, pero también hubo un "Manolo" en Montevideo.

La franquicia, en manos ya de las familias Santurian y Kechedjian, se fue extendiendo por distintas ciudades. La firma "Manolo" llegó a Argentina pero también se expandió en Costa Rica, Perú, Panamá e incluso Estados Unidos. En Argentina arrancaron en un local en Mar del Plata, sobre Independencia y 9 de Julio, y luego se fortalecieron con tres locales: en Alem y Almafuerte, en Boulevard Marítimo y Castelli y en avenida Rivadavia.

Por su parte, El Topo, fundada en Villa Gesell hace más de cinco décadas, abrió su primer local en la Ciudad de Mar del Plata y desembarcó en las playas marplatenses con la venta ambulante como lo hace en Necochea Pinamar y Villa Gesell.

Por lo pronto, El Topo apostó a la comunicación orgánica a través de sus redes sociales para promocionar sus productos. Esta marca de churros creó y popularizó los churros rellenos con queso azul, que ganaron algunos detractores pero muchos más fanáticos. Posteriormente la oferta de churros dulces y salados se ampliaría con opciones veganas de batata, membrillo, almendra, hummus, palta; de jamón y queso, crema pastelera, cheddar, aceitunas y muchos más. La compañía familiar recientemente inauguro un nuevo local de 250 m2 en el barrio porteño de Belgrano, en Juramento entre avenida Cabildo y Ciudad de la Paz. La otra sucursal que tenían en ese barrio la transformarán en una sede exclusiva para productos sin TACC.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar