martes 11 de junio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Estafas

El factor que desencadenó un incremento en las estafas que sufren los marplatenses

La tecnología está al servicio de delincuentes sofisticados.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La nueva estafa que aqueja a los marplatenses crecía en las sombras hasta un informe especial del programa "Buenas mañanas", donde el abogado Rodrigo Bionda, especialista en la prevención de ciberdelitos, enumeró riesgos y prevenciones del vishing.

La repercusión de la entrevista televisiva, replicada por Ahora Mar del Plata, motivó a difundir más información sobre cómo operan los delincuentes que usan la tecnología, más precisamente la inteligencia artificial (IA), para cometer estafas.

Es el avance descomunal de la IA el desencadenante de las ciberestafas que no conocen de fronteras y se enquistan en miles de ciudades, en el formato mencionado que deriva de la unión de dos palabras: 'voice' y 'phishing' y se refiere al tipo de amenaza que combina una llamada telefónica fraudulenta con información previamente obtenida desde internet.

"Debemos empezar a descreer de todo lo que vemos y escuchamos", expresó el especialista, que reveló que hay llamados provenientes de la India que buscan grabar la voz de potenciales víctimas, y por ende, aconsejó no atenderlos.

El entrevistado indicó que para replicar una voz basta con una muestra de tres segundos.

Si la grabación ronda el medio minuto "ya sería imposible darse cuenta si es real o no". "Hice una prueba de videollamada con una versión paga de inteligencia artificial y es imposible darse cuenta si estamos frente a la persona original", agregó.

Embed - ¡ALERTA ESTAFAS!: CLONAN VOCES CON INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Estudios internacionales

La firma especializada en seguridad informática Kaspersky reveló que, apoyados por la IA, los ataques de phishing aumentaron un 617% en América Latina en el último año. Es decir, se presenció un repunte significativo de aquellas estafas en línea en las que los atacantes se hacen pasar por entidades de confianza como bancos, empresas o servicios populares, para obtener información confidencial como contraseñas, números de tarjetas de crédito o datos personales.

Según los estudios que reprodujo el sitio El Cronista, Kaspersky registró 286 millones de intentos de ataques de phishing en 2023. "Llama la atención que el incremento se debe, entre otros factores, a la aparición de herramientas que utilizan la inteligencia artificial para facilitar la creación de estafas de forma automatizada", detallaron los expertos.

Tal como un estudiante puede acercarse a un chatbot de IA y exigirle que redacte un artículo sobre las condiciones políticas y económicas que llevaron al estallido de la Segunda Guerra Mundial, cualquier ciberdelincuente puede hacer uso del modelo de lenguaje artificial, pero para fines mucho más oscuros. Un caso ejemplar sería pedirle a la máquina que imite el formato de una carta bancaria para escribir un mail que suene lo suficientemente convincente como para que el receptor ingrese datos personales a modo de solucionar una presunta falla en su cuenta.

Con algoritmos de aprendizaje automático, la IA implementará construcciones gramaticales formales, sin errores de ortografía y posiblemente con detalles personalizados (si el estafador ingresó datos adicionales de la víctima); todos signos que, ante su ausencia, eran la alerta predilecta para identificar un caso de fraude. Ahora, con la aparición de ChatGPT y otras herramientas de IA capaces de generar textos persuasivos, será necesario afilar más el ojo, ya que es probable que no se encuentren más descuidos ortográficos en los ataques de phishing.

El riesgo de los deepfakes

Para ponerlo en palabras simples y breves, la IA facilita la producción y distribución de mensajes engañosos, además de la suplantación de identidad de personas específicas. De hecho, los expertos de Kaspersky también alertaron sobre la creciente amenaza de los deepfakes; los contenidos donde imágenes y videos son alterados para mostrar información diferente a la original para, por ejemplo, que una persona aparezca diciendo o haciendo cosas que nunca hizo.

A pesar de que la propagación de este chantaje puede afectar tanto la reputación como las finanzas de instituciones y usuarios, cifras de la compañía revelan que la mayoría de los latinoamericanos no sabe qué es un deepfake (70%) y no sabría reconocer un contenido de este tipo (67%).

En este sentido, la firma de ciberseguridad señaló que una de las medidas para evitar un engaño vinculado a nuevas tecnologías es estar al tanto de desarrollos más recientes y sus riesgos potenciales. Además, es necesario que los usuarios actúen con cautela y escepticismo ante correos electrónicos, mensajes de texto o voz, llamadas, videos u otros contenidos multimedia, aunque parezcan muy confiables.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar