viernes 20 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Conicet

El investigador de Mar del Plata que usa luz para medir

La línea de investigación de Gustavo Francisco Arenas se basa en sensores basados en fibra óptica y procesamiento digital de imágenes

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Gustavo Francisco Arenas es investigador del Conicet en el Instituto de Investigaciones Científicas y Tecnológicas en Electrónica (ICyTE, Conicet-UNMdP) y dirige el Laboratorio de Láser. Usa la luz para medir: su línea de investigación se basa en sensores basados en fibra óptica y procesamiento digital de imágenes.

Según explicó, la luz se utiliza “para conocer diversos parámetros físicos de objetos con los que ésta interactúa”. “Por ejemplo, se puede medir la distancia a un objeto simplemente iluminándolo. Este tipo de medición, que es no invasiva y genera menos error, permite determinar pequeñas vibraciones mecánicas, expansión-contracción térmica, estados de vitrificación de polímeros, evaporación de solventes, secado de pinturas, entre las principales. Además, la luz como elemento de medida es segura en entornos en los que pudiera haber algún agente explosivo o tóxico”, sostuvo.

En el laboratorio Laser se manejan tres enfoques específicos basados en la iluminación con luz láser: sensores basados en fibra óptica, speckle dinámico laser y shearografía básica. “Cada una de estas técnicas tiene sus características y ventajas particulares, pero en todas ellas el principio es el mismo: la interacción luz-materia que surge de iluminar el objeto de interés y analizar adecuadamente la respuesta”, indicó.

“Partiendo de la naturaleza no invasiva de la luz, conformada por partículas sin masa, se estudia cómo se comporta en cada caso de acuerdo a los fenómenos que suceden, y luego se trata de determinar qué sucede con el objeto en estudio. De esa manera, se pueden generar nuevos conocimientos en áreas en las que las tecnologías convencionales no podrían”, consideró.

El investigador señaló que, en el laboratorio Láser, además, se analiza la calidad de la iluminación basada en tecnologías modernas (fundamentalmente en las de tipo LED), en oficinas y lugares de trabajo, vía pública y parque automotor. Para cuentan con instrumental específico que permite medir la iluminancia y contenido espectral de una fuente de luz. “Este tipo de medición puede realizarse en cualquier lugar donde se solicite y se encuentra disponible para toda la población”, aclaró.

“El impacto de esta información generada en el laboratorio es beneficioso para la sociedad tanto a mediano como a largo plazo. Por ejemplo, la medición de contracción en polímeros de uso odontológico lleva a formulaciones de mejores prestaciones y algo similar sucede con el estudio de pequeñas vibraciones vinculadas con movimientos de suelo, o de grandes estructuras como puentes y edificios”, describió.

El impacto se vuelve más inmediato cuando se trata de la medición de la calidad de la iluminación al considerar niveles de y características espectrales para contrastarlos con los estándares actuales. “En este sentido, se puede observar un aumento en los componentes violeta y azul de las fuentes modernas de iluminación. El ojo humano no es menos sensible a la luz en esa parte del espectro visible, por lo tanto, un aumento en los contenidos espectrales en esa zona no necesariamente contribuye a una mejor iluminación, sin embargo, puede generar, en algunas personas más propensas, la sensación de incomodidad visual, lo que se conoce como deslumbramiento óptico”, detalló.

Gustavo Francisco Arenas es ingeniero electrónico, doctor en ingeniería con orientación en electrónica y dirige el Laboratorio de Láser. Ingresó al Conicet en 2009 donde actualmente se desempeña en la categoría de investigador independiente. Desde el 2011 es Profesor Asociado de la asignatura Física 2 del Departamento de Física de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar