lunes 5 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Tiene más de 60 años

El tortugo Jorge dejó Mendoza y ya tiene su amplio y exclusivo hábitat marino en Mar del Plata

Lleva 38 años en cautiverio, desde que fue rescatado en las costas de Bahía Blanca. Quedó a cargo del Centro de Rehabilitación del Aquarium Mar del Plata. El convenio no permite exhibirlo al público.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Control clínico básico, a la balanza, extracción de sangre para controles de rutina y .. ¡al agua! El tortugo Jorge, que pasó 38 años en un limitado piletón del acuario de Mendoza, pasa sus primeras horas en un enorme estanque que le prepararon en el Aquarium Mar del Plata, su nueva casa desde este miércoles.

Los trasladaron en avión, un vuelo de cuatro horas que tuvo dos veterinarios a bordo para monitorear al animal en todo el recorrido. No hubo sobresaltos y se lo pudo derivar sin inconvenientes a su nuevo destino.

Es un ejemplar macho de tortuga marina que en 1984 fue rescatado en costas de Bahía Blanca, donde lo encontraron débil, con problemas de nutrición, por lo que se intentó recuperarlo en tierra, Desde entonces pasaron casi cuatro décadas.

El cambio de perfil de lo que era el acuario mendocino, ahora reconvertido en Centro de Biodiversidad y sin animales en exhibición, obligó a buscarle una nueva plaza para este tortugo que pesa casi 100 kilos y tiene más de 60 años.

jorge 3.jfif

“Hemos trabajado hace un año con la gente de Mendoza para que este objetivo, que es tener a Jorge en Mar del Plata, se cumpla con las condiciones de seguridad necesaria”, explicó Alejandro Saubidet, director científico de Aquarium Mar del Plata.

Durante ese tiempo se avanzó con la salinización de agua del estanque mendocino para que, a partir de ahora, Jorge no tenga mayores inconvenientes en adaptarse al agua marina natural que lo recibió en una pileta de más de 120.000 litros.

jorge el tortugo.png

Por ahora nadie da por seguro que sea esta una escala previa a su regreso a mar abierto. SE trata de un animal grande en edad y que pasó casi toda su vida en cautiverio, por lo que no está preparado para cazar y, por ende, sobrevivir por sus propios medios.

Tampoco estará a la vista del público. Es una condición que se fijó en el acuerdo entre ambos acuarios. Al menos por ahora.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar