domingo 14 de julio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El "trapito" que evitó el robo: "Fue merecido que le peguen al ladrón"

Habla el "cuidacoches" Jorge Andrés que persiguió al delincuente, lo detuvo y fue aplaudido por los testigos del hecho

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Cuando el "trapito" vio que el delincuente se escapaba, no lo dudó un segundo: lo empezó a correr, se abalanzó sobre su cuerpo e impidió que se llevara la recaudación de un comercio que había asaltado minutos antes en pleno centro de Mar del Plata. Tras detener al asaltante y entregarlo a la Policía, el héroe del día recibió un reconocimiento inesperado: fue aplaudido por los testigos del hecho. 

El "cuidacoches" Jorge Andrés, de 37 años, atrapó ayer a la tarde al delincuente en Catamarca y 25 de Mayo con la ayuda de su compañero de trabajo Carlos Herrera. Con su valiente intervención, los "trapitos" impidieron que el ladrón escapara con 280 pesos que había robado de una rotisería ubicada en 25 de Mayo y La Rioja. Jorge persiguió al asaltante, lo redujo y lo mantuvo en el suelo hasta que llegó la Policía y se lo llevó detenido. 

Mientras lo tenía inmovilizado, la gente que pasaba por el lugar le pegaba al delincuente. "No veo mal que lo hayan golpeado, se lo merecía por lo que hizo", dice Jorge, que es oriundo de Lugano y trabaja hace sólo un mes en la cuadra de Catamarca entre Luro y 25 de Mayo. "Vine a hacer la temporada. Mar del Plata es hermosa, ahora me vuelvo a Capital a ver a mi hijo, pero me encantaría quedarme", cuenta. Su compañero Carlos, de 45 años, trabaja en la cuadra hace dos años y medio.

"Nosotros vivimos día a día la agresión de la policía. Por ejemplo, el mismo día del asalto vinieron a corrernos de la cuadra. En más de una oportunidad nos sacaron los baldes y los insumos para lavar autos", denuncian los "trapitos". Y agregan: "Acá la gente nos deja las llaves de su auto, nos tienen toda la confianza. No sé por qué la Municipalidad no nos quiere, este es nuestro trabajo y lo respetamos y valoramos".

Además de trabajar como "cuidacoches", Jorge es pintor. "En Buenos Aires he pintado murales y también hago esculturas. Ahora la situación económica no me permite vivir de eso, pero espero que pronto pueda volver a desempeñarme en esa rama", dice.

[embed]]

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar