miércoles 25 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
POLÉMICA

Escracharon y acusaron a cantante marplatense y ella publicó un emotivo descargo

Egresados de un colegio de Canning se mostraron indignados por las exigencias y la mala predisposición de la artista a la que le pagaron 2.300.000 pesos para cantar en su fiesta

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Un egresado del Colegio Grilli de Canning publicó una fuerte acusación hacia la cantante marplatense La Joaqui, a quien contrataron por 2.300.000 pesos para que hiciera un show en su fiesta de egresados.

Después de que el tweet tuviera mucha repercusión, la protagonista publicó un descargo entre lágrimas en sus historias de Instagram.

“Una falta de respeto lo de La Joaqui que nos cobró 2.3 palos y encima nos pidió un catering (1 docena de sandwiches de miga,2 Jack Daniels y 2 champagnes) además de todos los efectos especiales que tuvimos que contratarle como luces, máquina de humos y la máquina que tira confetis”, acusó el usuario @juanmoisio, estudiante del colegio Grilli.

Embed

Según el joven, cuando La Joaqui vio que solo había un champagne “se subió al auto de vuelta y casi se va y nos deja de garpe a todos los que estábamos en el boliche”. Además, explicó que la cantante marplatense no se sacó ninguna foto con los egresados y “nunca miró ni para saludar con la mano”.

Después de la publicación del egresado, La Joaqui se expresó en historias de Instagram: “Hice más de diez egresados y en todos me saqué fotos. Traté de ser lo más amable posible. Si estoy en el auto es porque estoy dormida, vengo de trabajar. No me comí ningún sándwich de miga. Me fui rápido porque tenía otro show”.

“Muchas veces nos tenemos que ir porque se generan tumultos, se empujan y son situaciones de riesgo. Entonces la seguridad me pide que la cortemos con las fotos para cuidarnos”, argumentó entre lágrimas.

Embed

“Fui con toda la onda, con la mejor y con mucho amor, la pasamos muy bien. Estoy triste porque nunca trato de tener maldad con nadie. Hay mucha gente que quiere tirar la mala y no me gusta, no me generan comodidad, como tampoco me gusta que sientan que los menosprecié”, agregó.

“Merezco tranquilidad y que me traten con respeto, no pedí un delivery de sushi”, dijo antes de invitar al egresado a tomar mates a su casa. “Si me escribía, seguro que le contestaba”, agregó. “Es mentira que me iba a ir porque no había un champagne”, cerró.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar