lunes 17 de junio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
TECNOLOGÍA Y ROBOS

Estafas virtuales en Mar del Plata: se reciben de cinco a diez denuncias diarias

Lo aseguró David Bruna, quien se encuentra a cargo de la Fiscalía de Delitos Económicos. Además, brindó recomendaciones para evitar caer en las trampas

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La Cámara Nacional Electoral (CNE) advirtió a principios de semana sobre la circulación de un sitio web falso sobre supuesta consulta de padrones que solicita datos de tarjeta de crédito. A través de su cuenta de Twitter el organismo advirtió a la ciudadanía sobre la existencia de este mecanismo que mediante un engaño pretendía hacerse con los datos de las tarjetas de sus víctimas.

Si bien el sitio web ya fue dado de baja por la justicia, en el ámbito de internet y las redes sociales continúan existiendo muchas de estas direcciones y publicaciones que a través del engaño pretenden robar datos de personas desprevenidas con el objetivo de cometer delitos económicos.

Para conocer el efecto que tiene esta modalidad de estafa en la ciudad de Mar del Plata, desde el sitio Portal Universidad se pusieron en contacto con David Bruna quien se encuentra a cargo de la Fiscalía de Delitos Económicos.

Respecto de la estafa que involucraba a la consulta del padrón electoral Bruna dijo: “La estafa llegó a la ciudad y recibimos denuncias de algunas víctimas, pero esta estrategia en particular no tuvo un efecto que se destaque por encima de la gran cantidad de otras denuncias que recibimos a causa de estafas con falsas páginas de bancos o sitios oficiales. Habitualmente registramos un número bastante elevado de este tipo de delitos, entre cinco y diez por día solamente en Mar del Plata. Pero no es un problema específicamente nuestro, esta realidad se replica en todo el país y creo que lo mismo sucede a nivel mundial”.

“Lo más habitual es que las víctimas sean adultos mayores, que son más vulnerables justamente por no estar tan familiarizadas con el avance de la tecnología. Sin embargo, tenemos también casos de personas de mediana edad que han caído en estafas de este tipo. Además, es importante destacar que las consecuencias de estos delitos no son menores, hablamos de perjuicios importantes donde se afecta considerablemente el patrimonio de la víctima e incluso en los casos donde sustraen datos del Home Banking, puede llegar a encontrarse con que es deudora de un crédito que los estafadores sacaron a su nombre”.

En cuanto al procedimiento legal que se inicia tras la denuncia, Bruna explicó que “empieza con la información bancaria porque cualquier transferencia queda registrada por las instituciones y permite conocer los números de CBU involucrados. A partir de ahí comienza un análisis de cómo fue la circulación de ese dinero y se intenta trazar una ruta. La información bancaria es esencial pero el análisis es complejo: en la mayoría de los casos el dinero se traslada a cuentas intermediarias y de ahí se transfiere a cuentas más remotas y el rastro se pierde en el mercado de las criptomonedas”.

“Por esta razón, el tema de la recuperación del dinero es difícil, incluso en los casos en los que se logra determinar al autor de la estafa. En el mismo sentido, en muchos casos es complejo identificar a los autores porque dependemos de obtener información proveída por terceros, tenemos que ir a buscar la información a los bancos o a los proveedores de sitios de internet, que demoran en entregar los datos. En las investigaciones de este tipo, el tiempo es esencial”, explicó.

Más allá de las dificultades para individualizar a los responsables y recuperar el dinero, el fiscal instó a las víctimas de este tipo de delitos a realizar la denuncia correspondiente ante este tipo de hechos. “La denuncia además de dar por iniciada la investigación, es lo que permite obtener la información por parte de los bancos y lo que protege a los usuarios ante situaciones como el vaciado de cuentas o el otorgamiento de préstamos. Estas situaciones empujan además a los bancos a perfeccionar sus sistemas para mejorar sus sistemas de seguridad”.

Por otro lado, Bruna destacó la importancia de tomar medidas preventivas frente a este tipo de amenazas y dijo: “Es importante prestar atención a cualquier pedido que llegue, por cualquier medio, donde se nos solicite información personal como datos de tarjetas de crédito, información sobre nuestras cuentas de banco, números de token o donde se nos solicita que ingresemos a un link para realizar algún tipo de trámite urgente. También hay que prestar atención a los mensajes que nos llegan por aplicaciones como Whatsapp, con artimañas para hacerse del control de nuestro teléfono y posteriormente cometer un delito contra nosotros y nuestra agenda de contactos”.

“Las entidades oficiales no piden ninguno de estos datos. En el caso del padrón, históricamente se pudo buscar el dato en la web y los únicos datos que se solicitan son el DNI, el género y el distrito de votación. También es importante tener en cuenta que los sitios oficiales terminan en gob o gov. En el caso de realizar una compra online, donde sí nos pueden solicitar datos de la tarjeta es importante verificar que sea un sitio acreditado que ofrezca las garantías correspondientes. En la barra del navegador, a la izquierda de la dirección debe observarse la presencia de un candado gris o verde, que nos da la pauta que es un sitio seguro. También es importante prestar atención a las faltas de ortografía en las direcciones: muchos sitios engañosos se aprovechan de la reputación de sitios reales para cometer sus estafas”, concluyó.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar