domingo 16 de junio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Se repiten desde 2021

Estafas por Whatsapp: cómo hacer para no caer en la trampa

Los delitos informáticos crecieron durante la pandemia y mutaron desde julio de 2021, cuando se incrementaron las estafas a través de Whatsapp

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Las estafas por WhatsApp se repiten en Mar del Plata desde julio de 2021. Esta semana, el secretario de Educación municipal, Sebastián Puglisi, y la gerenta de la Asociación Hotelera de Mar del Plata, Silvia Cerchiara, sufrieron el hackeo de sus cuentas de WhatsApp por parte de delincuentes que buscaban estafar a sus contactos con una supuesta venta de dólares.

Hace dos meses, Santiago Trigo, especialista en ciberdelitos e integrante de Infolab, entregó una serie de puntos a tener en cuenta para no caer en esas estafas. “Nadie nos va a llamar para solicitarnos ningún tipo de código. Esos códigos le posibilitan al delincuente acceder a nuestra cuenta. Tampoco nos van a llamar desde una entidad y nos van a hacer ir al cajero para extraer un código”, indicó.

Asimismo, desterró la hipótesis de que los adultos mayores son los más vulnerados por este tipo de delitos. “No las principales víctimas, es algo que afecta a toda la población en general”, concluyeron los especialistas.

Trigo se refirió a la ingeniería social que aplican los delincuentes. “Utilizan la técnica de manipulación de personas, el cuento del tío. Juegan con el apuro, no nos dejan cortar, no nos dejan pensar”, puntualizó. “No son improvisados, tienen una forma de realizar la estafa y nadie está exento a ser víctima”, agregó.

Sobre las variantes que adoptó el delito, explicó: “Fue mutando. En la primera etapa lo que creció fue el acceso indebido a una cuenta bancaria: el delincuente pedía préstamos personales y los transfería a sus propias cuentas”. "En julio de 2021, el Banco Central puso límites al préstamo inmediato y ya había que esperar 48 horas para que se acredite. El banco tiene que acreditar la identidad de esa persona, debe comunicarse y preguntarle si pidió el préstamo. A partir de ese momento, esa modalidad se amesetó y crecieron otras, como el robo a través cuentas de WhatsApp o redes sociales. Les solicitaban dinero a los contactos u ofrecían una cierta cantidad de dólares a un contacto de confianza de la víctima, que depositaba en la cuenta del delincuente”, concluyó.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar