lunes 14 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Oferta de sexo en vía pública

Fiscal General avaló potestad de una ONG cuestionar en la justica la reubicación de la "Zona Roja"

Daniel Adler, en su dictamen, valoró la labor, rol y capacidad del Comité Ejecutivo contra la Trata de Personas para reclamar la inconstitucional de la ordenanza municipal que mudó a las trabajadoras sexuales a un tramo de la Avenida 10 de Febrero.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El fiscal General ante la Cámara Federal de Mar del Plata avaló la capacidad procesal de Gustavo Vera, director operativo del Comité Ejecutivo contra la Trata de Personas, para reclamar la inconstitucionalidad de la ordenanza municipal que habilitó la creación de una "zona roja" en el municipio del partido de General Pueyrredón.

Se trata de la ordenanza 25.590, que está en vigencia desde septiembre pasado, por la que se habilitaron 200 metros en la Avenida 10 de Febrero, donde se instalaron cámaras de vigilancia, rondines de la patrulla municipal y módulos de contención de desarrollo social, para que las "trabajadoras sexuales" ofrezcan sus servicios.

"Quién más capacitado está para hacer efectiva la tutela de este grupo postergado, que el organismo que el Estado Nacional ha creado (Comite contra la Trata) con conocimientos específicos en la materia y que con su accionar pretende prevenir este tipo de delitos", expresó en un comunicado el fiscal general Daniel Eduardo Adler.

El juez federal Alfredo López había resuelto rechazar el amparo presentado para que se decrete la inconstitucionalidad de la ordenanza que crea la “zona roja”.

adler

Adler, en el marco de la apelación contra esta decisión y luego de un pormenorizado análisis de la normativa vigente, dictaminó que el Comité Ejecutivo de Lucha contra la Trata de Personas ha sido investido con autonomía y facultades suficientes para tutelar la afectación de derechos de unos de los grupos más vulnerables y perseguidos.

Vera sostuvo en su presentación que la cuestionada ordenanza municipal es contraria a derecho y que afecta a los derechos humanos más fundamentales que se encuentran amparados por convenciones internacionales, muchas de las cuales detentan rango constitucional.

Además, señaló que un municipio no puede echar por tierra todos los tratados internacionales, las leyes nacionales y la política de Estado para combatir la trata de personas en sus diferentes modalidades.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar