lunes 5 de junio de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
CRIMEN Y JUSTICIA

Hallaron muerta a una periodista en Corrientes

El cuerpo de Griselda Blanco también presentaba golpes. Allegados a la víctima aseguraron que había recibido amenazas por denunciar el caso de mala praxis de su amiga. La PFA se sumó a la causa y fue demorado su ex

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El cuerpo de la periodista Griselda Blanco fue hallado en su casa de la ciudad de Curuzú Cuatiá, Corrientes, el sábado pasado por la tarde. Aunque en un principio trascendió que se trataba de un suicidio, luego los investigadores confirmaron que presentaba golpes y había rastros de sangre en el piso; por lo que no descartan que haya sido torturada y asesinada antes de ser colgada de una soga para simular una muerte voluntaria.

El cuerpo de la periodista, por lo pronto, fue trasladado a Corrientes capital para que sea sometido a la autopsia y a las pericias correspondientes. En las últimas horas, se sumó la Policía Federal al caso que lleva la fiscal María José Barrero Sahagún. En ese marco, según la agencia de noticias Télam, fue detenido su ex mientras los investigadores intentan establecer si se trató de un femicidio o de un crimen vinculado a las investigaciones que realizaba la víctima.

Según informó el medio local El Litoral, colegas cercanos a Griselda indicaron que había recibido fuertes amenazas durante los últimos días; mientras que el Canal 6 de Posadas señaló que la mujer “tenía roces con las autoridades policiales de la ciudad”.

La sospechosa muerte de la periodista, que se presentaba en sus redes como una comunicadora social que “informa con la verdad y asiste al pueblo con la solidaridad de la gente”, generó una enorme tristeza entre sus seguidores -tenía más de 5.000- y la comunidad local, que la admiraba por compromiso y trayectoria.

Como parte de ese compromiso, la víctima venía denunciando desde hacía varias semanas que su amiga Débora Serrano había fallecido por un caso de mala praxis en el Hospital Civil Fernando Irastroza. De hecho, durante la madrugada del sábado pasado, después de las 2, Blanco había hecho un posteo en su cuenta de Facebook donde pedía justicia por ella.

“Justicia por Débora Serrano. Murió en el hospital civil de Curuzú Cuatiá por mala praxis, los culpables que vayan presos, inclusive los directores del hospital. Juntos, unidos, todo el pueblo en busca de justicia y haremos una protesta fuera del hospital de la muerte. Si te sumas, comunicate. Todos por Débora Serrano”, fue su última publicación, junto con un emotivo video recordatorio de su amiga.

“Nunca dejaste a las personas de bajo recursos sin ayudar. Siempre solicitaste ayuda para los más necesitados, siempre estuviste cuando alguien te escribía pidiéndote algo, siempre muy humilde y de gran corazón, por esa personalidad que tenías. La gente te quería y te apoyaba. Descansa tranquila al lado de Dios, y fuerza a tus familiares Griselda Blanco. Que en paz descanses”, la despidió un usuario en Facebook.

Muchos tienen miedo a hablar y se callan la boca, pero esta señora siempre, o la mayoría de las veces, dijo la verdad y muchos la trataban de loca, pero no era así. Miren lo que sucedió: ella siempre tuvo razón y no se la quiso dar la mayoría de la gente. Y, ahora, lo están viendo con sus propios ojos. Era la única que hablaba sobre todos estos temas (en) Curuzú Cuatiá, y otro caso más horrible de la corrupción que tienen todos esos hijos de p… con el poder”, escribió otro.

Tras el fallecimiento de la periodista, se creó la página Justicia por Griselda Blanco. Allí, se reclama “justicia por la voz del pueblo” y se hace hincapié en que no fue un suicidio. “Ella no tiene (sic) pelos en la lengua para hablar, por eso la asesinaron. Ella venía diciendo que la querían callar por enfrentar a políticos, policías y a los del hospital. La mataron. Ella estaba despertando al pueblo y le molestó a alguien con cargo. Justicia, sigan mi página. Juntemos gente”, sostienen los que integran ese grupo de Facebook, que no para de crecer en seguidores.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar