lunes 20 de noviembre de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
PRECAUCIÓN

Incendios forestales en verano: ¿Cómo evitarlos?

Los bomberos marplatenses Sebastián Álvarez Toledo y Pablo Polarolo brindaron recomendaciones y difundieron alarmantes cifras

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El jefe del Cuartel de Bomberos de Mar del Plata, Sebastián Álvarez Toledo, junto a Pablo Polarolo, miembro de la Brigada de incendios forestales, brindaron algunos datos estadísticos alarmantes y recomendaciones para evitarlos, en la previa de la temporada de verano.

Prevención de incendios forestales.

Debido a las “600 intervenciones en los ocho cuarteles durante el año”, el referente indicó que “estamos recibiendo nuevas directivas del Comité Interministerial para poder disminuirlas, dándole recomendaciones a la comunidad”

En tal sentido, tras recordar actuaciones para combatir incendios de grandes dimensiones en “Corrientes, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe y Mendoza”, Polarolo refirió que “lo que estamos notando a nivel nacional es que las temporadas de incendio son de marzo a marzo”.

“Hasta hace unos años, comenzaban a mediados de octubre o noviembre y finalizaban en abril. Ahora hay incendios todo el año, aunque se incrementan en la temporada estival, debido a la temperatura y el viento. El factor climático es fundamental”, reflexionó Polarolo.

A la hora de brindar recomendaciones, el bombero indicó que no se debe “realizar quema de restos de poda, de pastizales, no utilizar el fuego como una herramienta para desmalezar. y aquel que tenga arboleda o vegetación, realizar un raleo que es sacar las ramas que están desde el suelo hacia los tres metros de altura”. Además, recomendó “evitar el contacto de las copas con los techos de las viviendas”.

incendios forest.jpg

Luego, alertó que “los fuegos recreativos se deben hacer en lugares autorizados, que están diseñados para contener ese fuego reducido. el problema es cuando se visitan lugares agrestes, que hoy es tendencia. el tema es no realizar ningún tipo de llama sin un control determinado y en un lugar que no corresponde”.

“En el verano, con las temperaturas elevadas y el viento, crecen las posibilidades”, reconoció Polarolo quien agregó que “con respecto al tema del viento, uno de los factores que determina un incendio forestal es la meteorología, el viento y la humedad y la tecnología”.

Para no fallar, indicó que “la regla del 30-30 es simple: cuando tengo más de 30 grados de temperatura, vientos de 30 kilómetros y humedad por debajo del 30%, hay riesgo de incendio extremo”. Esto significa que “tiene una alta velocidad de propagación. Cualquier mínimo fuego que generemos, deriva en un incendio en pocos minutos, con condiciones de propagación rápida”.

Otra de las recomendaciones que brindó Polarolo es la de “mantener vegetación corta en la zona cercana a la vivienda, si yo tengo un terreno al lado con pastos largos, es probable que el fuego ingrese a mi vivienda, sobre todo por los aleros de madera”.

“Las principales causas son accidentales. Hay personas que se ponen a quemar basura o restos de poda en un terreno que tiene pastizales secos y altos, a las tres de la tarde que es cuando tenemos mayor carga térmica ambiente, con viento norte que es el que favorece a la propagación”, afirmó el bombero.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar