miércoles 10 de julio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
TRAGEDIA

La familia de las gemelas marplatenses apunta contra el colegio: "Están tapando muchísimas cosas injustas"

La tía dialogó con medios españoles y aseguró que sus sobrinas fueron maltratadas y hasta golpeadas por varios compañeros

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La familia de Alana y Leila, las gemelas marplatenses que se precipitaron desde un tercer piso en la localidad de Sallent, está completamente conmocionada y devastada tras el trágico suceso. Intentando asimilar el fallecimiento de una de las gemelas, sus familiares directos han denunciado la situación por la que estaban pasando las dos hermanas.

La tía dio una entrevista a Informativos Telecinco en la que ha asegurado que sus dos sobrinas sufrían acoso escolar en el Instituto Llobregat de Sallent en el que estudiaban.

"Destrozados, como es lógico y normal. Pasando un momento muy duro, muy cruel, con mucha impotencia porque hay una muerte y están tapando muchísimas cosas injustas en vez de sacar a la luz para que esto no vuelva a pasar a ningún otro niño, que es lo que queremos", comienza relatando la tía de Alana y Leila a las cámaras de Informativos Telecinco.

Tras estas demoledoras palabras, la tía se ha mostrado completamente segura y ha apuntado al maltrato y acoso que sufrían las dos hermanas en el centro educativo en el que estudiaban. "El bullying, el chantaje emocional, los malos tratos emocionales y hasta en una ocasión llegaron a golpearlas. Muchos se burlaban de ellas por el acento con el que hablaban, el argentino. Ellas no querían cambiarlo porque ellas querían volver a Argentina. Aman Argentina y querían volver. Esto era motivo de burla, de risas, de insultos", condena la familiar de Alana y Leila.

Según la propia familiar de las dos gemelas, tanto Alana como Leila llevaban varios años sufriendo este brutal acoso por parte de sus compañeros: "Esto comenzó en la primaria. Sus padres fueron a reuniones e, incluso, llegaron a hablar con los padres de los niños que estaban generando toda esta situación. En su momento todo esto quedó ahí pero cuando comenzaron la ESO todo continuó".

La denuncia de la tía de las gemelas también ha salpicado al trato recibido por parte del centro educativo: "Esto nunca cambió. Los servicios sociales estaban al corriente de toda esta situación. Habían decidido poner un psicólogo. En el mes de enero tuvieron la primera cita con la psicóloga. La psicóloga llamó y cambió la cita, precisamente, para el día que ocurrió la tragedia".

En sus últimas palabras, la tía de las gemelas condenó el trato recibido por el centro educativo y recalcó que sus dos sobrinas sufrían un claro caso de acoso escolar: "Esto se tiene que cortar. Están intentando tapar esta situación diciendo primeramente que no hubo bullying cuando en el instituto hay niños que no pueden salir porque son menores y me acaban de comentar que les dijeron dentro del instituto que esa palabra no podrían mencionarla porque si no serían expulsados".

Por último, la mujer ha asegurado que ya son varios los testigos los que se han puesto en contacto con la familia para contarles los episodios de acoso y de violencia que sufrieron las dos gemelas tanto dentro, como fuera del instituto: "Hay un niño pequeño menor de edad que me comenta que vio como la golpeaban a las dos un grupo de diez niños fuera del instituto. Esto, quejarse dentro y decir que lo que pasaba fuera del instituto no era su problema".

En cuanto a que una de las gemelas quería que le llamaran Iván, dijo que "estuve hablando con la mejor amiga de Alana, ayer me confesó que Alana le dijo que cuando empezara el psicólogo se lo iba a contar a sus padres...".

"No entendemos nada, sus padres desde pequeñas le decían que si les gustaba un chico o chica las iban a querer igual, que no pasaba nada. A día de hoy no importa, uno nace o siente de corazón, no por el físico", comenta la familiar totalmente rota. Por si había dudas, la mujer recalca: "Los familiares no teníamos ni idea del tema este, no sabíamos nada".

La entrevistada explicó que los padres "estuvieron reclamando psicólogos durante dos años, el día que lo tuvieron perdieron el autobús y le dieron para otro día". Después, confiesa que los padres llamaron a todas las puertas posibles alarmando sobre el caso de sus hijas: "Se cansaron de ir al ayuntamiento, al colegio, a la policía, porque tengo entendido que también fueron...".

"En el colegio tengo entendido que expulsaban a los niños unos dos días y luego volvían a clase, con eso no se soluciona el mundo... eso era un regalo para los niños, no se levantan temprano dos días y luego vuelven", se queja la entrevistada. Por último, sobre el acoso escolar a las menores, sentencia: "En este pueblo todo el mundo sabe que, en ese instituto, como no te vean con buen ojos, también sufren bullying, a las amigas de las niñas también les pasa".

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar