miércoles 21 de febrero de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Sociedad

La Justicia ordenó que las clínicas de Mar del Plata sigan atendiendo por IOMA

La Defensoría del Pueblo bonaerense intervino en el conflicto entre IOMA y las clínicas para garantizar la atención a los afiliados de la obra social.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La Defensoría del Pueblo bonaerense intervino en el conflicto entre IOMA y las clínicas 25 de Mayo, Colón y Pueyrredón de Mar del Plata y logró que la Justicia le ordene a estas instituciones médicas garantizar la atención a los afiliados de la obra social provincial.

Esta medida cautelar dictada por la titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo Nº1 de La Plata, María Fernanda Bisio, va en línea con lo pedido por el organismo que conduce Guido Lorenzino.

Lo que se buscaba era prevenir el riesgo de daño en la salud que corren las afiliadas y afiliados afectados por el incumplimiento del convenio entre la Federación de Clínicas, Sanatorios, Hospitales y Otros Establecimientos de la Provincia de Buenos Aires (FECLIBA), de las cuales forman parte las tres clínicas mencionadas y el IOMA.

Se trata de un conflicto que tomó estado público en agosto de 2023, donde los afiliados de la obra social bonaerense manifestaron sufrir constantes y reiterados problemas para hacer uso de la cobertura en esas clínicas, prácticas que son imprescindibles para su salud, calidad de vida y en algunos casos hasta para su subsistencia.

Ante esta situación, la Justicia ordenó el mantenimiento de todas las coberturas correspondientes a los servicios, la atención, consulta médica, y/o toda otra prestación de parte de las tres clínicas, conforme el convenio vigente entre FECLIBA y el IOMA, debiéndose evitar toda acción que implique incumplimientos en la continuidad y modalidad del servicio acordado.

“Estamos ante una situación en la que la interrupción de la atención genera un grave perjuicio a la salud que impacta especialmente en las y los pacientes con mayor grado de vulnerabilidad. Es necesario que las clínicas garanticen las prestaciones para que se cumpla con el derecho a la salud y se agrave cualquier tipo de daño”, indicó Lorenzino.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar