jueves 19 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Alerta amarillo

La tormenta provocó caída de árboles, calles anegadas y varios cortes de luz en barrios

El fenómeno meteorológico se había anticipado. Llovió sin parar, por momentos con intensidad, durante más de cuatro horas, desde media tarde hasta la noche.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El anuncio de mal tiempo que se había conocido desde mediados de esta semana se hizo realidad con una lluvia, constante y por momentos torrencial, que provocó nuevas caídas de árboles y cortes en el suministro eléctrico en varios barrios de la ciudad.

A diferencia de recientes episodios meteorológicos, esta vez la tormenta abundó en precipitaciones y estuvo más que escasa de vientos, que suelen ser los que dejan el peor saldo por los daños que ocasionan a su paso.

Personal de Defensa Civil recibió varios llamados, en su mayoría por anegamientos debidos a acumulación de agua por obstrucción de bocas de tormenta y también por algunos árboles o ramas caídas. Uno de los casos más importantes se dio en cercanías de Plaza Mitre, justo en la intersección de Falucho entre San Luis y Mitre. No hubo daños materiales.

Fuentes de EDEA, la empresa distribuidora de energía en el distrito, también confirmaron que debieron atender problemas que se originaron en algunos barrios con cortes de servicio puntuales. La intervención de los equipos técnicos dispuestos para emergencias permitió resolver cada caso sin mayores demoras. A última hora de la noche casi no había denuncias pendientes de resolución.

El Servicio Meteorológico Nacional había advertido que en Mar del Plata y zona se darían este tipo de condiciones climáticas muy adversas. Las lluvias comenzaron a media tarde y se extendieron casi hasta las 21.30, cuando recién se advirtió una primera tregua.

Las principales lluvias fueron en la periferia, tanto en el norte como en el sur. Se estima que en los alrededores cayeron más de 30 milímetros, mientras que en la zona céntrica el volumen se redujo a unos 15 milímetros.

Por lo pronto desde el mismo organismo ya advirtieron que rige un estado de alerta amarillo para la región que se extenderá durante esta madrugada, víspera de la celebración de Nochebuena.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar