lunes 15 de julio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Lucas y Martín: cuando la vida da una segunda oportunidad

En el Día Nacional de la Donación de Órganos, contaron a 10 Ahora cómo viven después de haber sido trasplantados

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Lucas Nahuel sufrió una fuerte hepatitis y tuvo que ser internado en agosto del año pasado. Su hígado no resistía mucho más y pasó a la lista de emergencia nacional. En septiembre, su mamá y los médicos de la Clínica Pueyrredón (único lugar donde se realiza el trasplante hepático en la ciudad) le contaron que había aparecido un donante. “Mi mamá y mi doctora me dijeron que no tuviera miedo, pero yo sabía que todo iba a salir bien”, recuerda en diálogo con 10 Ahora.

lucass nahuel

Hoy, a los 22 años, lleva una vida normal: entrena boxeo, estudia y trabaja. “Tengo que cuidarme con las comidas y tomar una medicación para que el cuerpo no me rechace el hígado”, detalla.

Agradecido de esta “segunda oportunidad para vivir”, asegura: “Me gustaría conocer a la familia del donante o saber quién fue. Todas las noches rezo por él o ella”. También destaca el trabajo de los profesionales que le realizaron la intervención, con quienes sigue en contacto.

Donar salva vida y es un gesto solidario. Yo ya era donante antes. El día que me pase algo y pueda ayudar a otra persona, lo voy a hacer. Para mí es un gesto de amor”, enfatiza.

Martín Parra tiene 38 años, está casado hace ocho y tiene un hijo de tres. Hace 11 años que lleva “un pedacito” de su mamá: de niño tuvo problemas renales, hasta que debió recibir un trasplante porque sus riñones ya no funcionaban. Su madre fue la donante. “A pesar de todo siempre tuve un buen estilo de vida. Ahora tengo una vida normal”, contó con alegría.

Martin Parra 3

Martín es ciclista y quedó en tercer lugar en los “I Juegos Nacionales Mendoza 2015”. Ahora se prepara para los XX Juegos Mundiales para Deportistas Trasplantados, que se realizarán en agosto en la ciudad.

Siempre anduvo en bicicleta. Incluso se animó a viajes largos, como cuando fue a Miramar y Necochea. Pero, a pesar del cariño que le tiene a su fiel compañera, no le sirve para el Mundial: necesita una que cumpla con los requisitos de la competición para poder desplegar todo su talento sobre las dos ruedas.

Ya representó a la ciudad en distintas competencias y cuenta con el apoyo del ex campeón olímpico y senador provincial Juan Curuchet, que le designó a un entrenador para que se prepare de cara al encuentro internacional.

Martín Parra

“Es bueno que la gente pueda donar órganos. Mi mamá me dio la vida cuando nací y me volvió a dar vida cuando me donó”, comenta emocionado. “Hay mucha gente que espera un trasplante, en Argentina son cerca de 7 mil personas”, apunta.

Por eso hoy, en el Día Nacional de la Donación de Órganos, está convencido de que “cuando uno deja este mundo puede continuar vivo en otras personas”. Él y Lucas son el fiel testimonio de esa sobrevida.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar