domingo 4 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Quién es el autor que deslumbra a Bill Gates y leen y citan los líderes del mundo

En sus títulos se sumerge bien profundo en los avances de la humanidad y la enfrenta a los desafíos que se generó con sus propias creaciones

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Lo recomienda Bill Gates, que se fotografía con todos sus libros. Lo cita con frecuencia Barak Obama, lo destaca la líder alemana Ángela Merkel y es el autor que Silicon Valley, cuna y usina de la industria del conocimiento mundial, ama y venera.

El israelí Yuval Noah Harari deslumbra desde hace años a las mentes más brillantes del planeta con su desarrollo de teorías sobre la historia de la humanidad. “Sapiens”, fue de lo más leído en el mundo durante y lo mismo ocurre ahora con sus “21 lecciones para el Siglo XXI”, su último trabajo.

Esta obra se promociona como una exploración del presente y también una invitación a que la humanidad se mira el espejo y se cuestione sobre sus logros, los que cree son sus avances y cómo cuidarse de ellos cuando, entre otros riesgos, los expone a cataclismos ecológicos o guerras nucleares.

“Soy un gran fan de todo lo que Harari ha escrito, y su último libro no es una excepción. Si bien Sapiens y Homo Deus cubrieron el pasado y el futuro respectivamente, este tiene que ver con el presente. Si 2018 te ha dejado abrumado por el estado del mundo, 21 Lecciones ofrece un marco útil para procesar las noticias y pensar sobre los desafíos que enfrentamos”, dijo Gates.

harari libros.png

Pero fue Sapiens, sin duda, su paso fuerte. Ese libro en particular fue disruptivo en el escenario internacional desde una conclusión original: la raza humana es dominante por su capacidad, a diferencia de otras, de crear y contar historias.

En particular menciona a los mitos como nexos que conectan a las personas más allá de los grupos más estrechos o las relaciones más cercanas. Generan un interés común que habilita un margen de confianza que permite esos vínculos entre tantos que no se conocen y permanecen distantes entre sí.

Según Harari, así se construyeron las religiones y los estados que hoy dan forma geopolítica al mundo actual, con sus respectivas formalidades que incluyen diseños de modelos económicos y sistemas de utilización de medios de pago.

Se sumerge en la actualidad para avanzar, desde el mismo concepto, en el actual esquema que hoy tienen la sociedad y sus integrantes, siempre con la base del conocimiento y la capacidad de transmitir como motor de cercanía y relaciones. .

También se plantea la cuestión de la felicidad entre los hombres y descree que todo sea mejor en ese sentido porque hay mayores capacidades por los avances. En algún momento llega a plantear que es muy probable que previo a la Revolución Industrial, en el siglo XIX, las cosas hayan sido bastantes mejores en términos de comunidad.

"La felicidad no depende realmente de las condiciones objetivas de la riqueza, la salud o incluso la comunidad. Más bien, depende de la correlación entre las condiciones objetivas y las expectativas subjetivas", describe en su libro.

“Sapiens. De animales a dioses: una breve historia de la humanidad” fue considerado el libro de no ficción del año, con más de diez millones de ejemplares vendidos y describe un recorrido de la especie que se resume en esta abrupta frase: de simios sin importancia a amos del mundo.

En esas páginas avanza desde aquella primera presencia humana hasta este predominio con un avance enorme en términos de ciencia, pero también con otros pasos tan valiosos como cargados de cuestionamientos como son el desarrollo del dinero, la burocracia y el consumo.

Pero en esa cadena de acontecimientos que se dio a lo largo de siglos no pierde de vista los resultados en términos de la humanidad más pura. Allí es donde recae y revisa la cuestión de la felicidad.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar