miércoles 24 de abril de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Sospechan que Pity Álvarez y la víctima habían tenido un "problema previo"

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Se conocían de cruzarse en el barrio Cardenal Samoré. Dos fotografías, tomadas meses atrás, retratan esos encuentros casuales en Villa Lugano. La última vez que se vieron todo terminó de la peor manera. Hubo una discusión y Cristian Díaz, de 35 años, terminó asesinado de cuatro balazos. El presunto asesino, Cristian Gabriel Álvarez Congiu, más conocido como Pity Álvarez, está preso alojado en el Hospital Penitenciario Central (HPC) del Penal de Ezeiza por problemas de su presión arterial.

A cinco días del homicidio, los investigadores del caso sospechan que entre la víctima y Pity Álvarez había un "problema previo" que derivó en la discusión y el homicidio.

Así lo informaron fuentes con acceso al expediente judicial. Está casi descartado que el problema entre el músico y la víctima haya tenido que ver con temas de drogas, agregaron los informantes.

"Los motivos de la discusión surgieron de los testigos presenciales. No es del todo clara, pero posiblemente había un tema entre ellos previo", afirmó la fuente consultada.

Las fotografías de Álvarez y Díaz fueron difundidas por Telefe Noticias. "La foto es de hace algunos meses atrás. Me la mostró en casa porque mi hija sigue a Pity, escuchaba su música, le gustaba. Mi hija siempre le pedía. Entonces, cuando él lo veía y tenía la oportunidad se sacaba fotos", explicó María, la hermana de la víctima, en una entrevista con el noticiero.

La investigación está a cargo del juez en lo criminal y correccional porteño Martín Yadarola. Según fuentes del caso, el magistrado le solicitó a la Policía de la Ciudad un informe sobre los archivos fotográficos hallados en el teléfono celular de la víctima para determinar si las fotografías que se tomaron Díaz y Álvarez están guardadas en el aparato.

Como se sabe, Díaz no vivía en el barrio Cardenal Samoré, pero sí iba seguido a visitar a su hija. "Siempre hablábamos del barrio y de Pity. Mi hermano me decía que lo tenía que entender porque está quemado por las drogas. No tengo nada contra Pity. Creo mucho en Dios y le pido mucho por él, porque es una persona enferma ", agregó la mujer en la citada entrevista.

Después de ser indagado por el juez Yadarola, Pity Álvarez fue trasladado al penal de Ezeiza. El juez le encargó al Servicio Penitenciario Federal que el músico sea alojado bajo el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma), que aloja a los presos con trastornos mentales o del comportamiento producto del consumo de sustancias psicoactivas.

Pero ayer tuvo que ser llevado al HPC por problemas con la presión arterial. El imputado está bajo una dieta hiposódica y cuando esté estabilizado volverá al pabellón psiquiátrico.

Fuentes oficiales informaron que la víctima tenía antecedentes penales. En 2008 había sido condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) porteño N° 20 a la pena de dos años y medio de prisión en suspenso por el delito de tentativa de robo calificado por el uso de armas.

Al momento de la sentencia, Díaz tenía declarado como domicilio un departamento de la torre 11 del complejo de edificios Cardenal Samoré. Hasta su detención Álvarez vivió en el 5 F de la torre 12.

"Sí, fui yo quien disparó. Lo maté porque era entre él y yo. Era él o yo. Él era un pibe que choreaba. Lo maté porque si no él me iba a matar", sostuvo la voz de Viejas Locas cuando se entregó en una comisaría de la Policía de la Ciudad después de estar más de 20 horas prófugo.

Además en 2006, el juez federal Ariel Lijo sobreseyó a Díaz en una causa por infracción a la ley de estupefacientes por prescripción de la acción penal.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar