viernes 17 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Sociedad

Una compañía de seguros deberá pagarle casi 11 millones de pesos a una clienta que tuvo un accidente en 9 de Julio y Champagnat

Es por no cumplir con el contrato de la póliza. Así lo ordenó un fallo del Juzgado Civil y Comercial N° 12 de Mar del Plata.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Una compañía de seguros deberá pagarle casi 11 millones de pesos a una clienta por no cumplir con el contrato de la póliza. Así lo ordenó un fallo de la Justicia.

El Juzgado Civil y Comercial N° 12 de Mar del Plata condenó a la aseguradora La Mercantil Andina a abonar $ 3.260.000, más el equivalente a diez canastas básicas total para el hogar. La canasta básica alcanzó en marzo un valor de $773,856 y la compañía deberá pagarle a la damnificada al menos $10.998.560 en el plazo de diez días. La cifra será mayor si se suman los intereses y costas que dispuso la Justicia en el fallo.

Con el patrocinio del abogado Julián Barbieri, Débora Paola Downie promovió una demanda contra Mercantil Andina por incumplimiento de contrato, daños y perjuicios e infracción a la ley N° 24.240

La mujer relató que 11 de Julio de 2020 cerca de las 8.30 su marido Javier Alejandro Cuadrado circulaba en un Toyota Etios y se detuvo junto a otros vehículos en el semáforo de 9 de Julio y Champagnat. Al dar paso a la luz verde, empezó a avanzar y fue embestido por un Volkswagen Up que cruzó en rojo. El Etios quedó destruido.

La cobertura incluía el riesgo de daños materiales por accidente parcial o total y destrucción total del auto, suma que en la fecha del accidente representaba $ 750.000.

Luego de la inspección del vehículo, la mujer recibió una carta documento de la compañía donde le notificaron que el auto no poseía daños para considerar su destrucción total.

Pero la dueña del vehículo había solicitado un presupuesto de reparación en la agencia oficial Toyota que arrojó un monto de $ 1.015.384,37. La cifra superaba ampliamente el valor del auto.

"Fue una actitud maliciosa, con la única finalidad de no cumplir con la carga que le imponía la póliza", sostuvo la damnificada.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar