domingo 7 de abril de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
EN ACCIÓN

Video: así entra en acción Nilo, el perro guardavidas de Punta Mogotes

Es apoyo del personal de seguridad en playas de este frente de costa marplatense. Fue adiestrado y responde frente a situaciones de emergencia en el mar.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Nilo tiene su puesto en el balneario N°14 de Punta Mogotes y está presto para salir en apoyo de los guardavidas apenas la emergencia los requiera aguas adentro con alguna víctima en problemas.

Francisco Masia es el encargado del puesto en uno de los turnos y tomó contacto en Italia, donde también cubría seguridad en playas, con este complemento del servicio que es la utilización de perros adiestrados para este tipo de actividades.

De regreso a Argentina, ya decidido a quedarse por aquí, pensó en aventurarse en esta compañía para la tarea de los veranos en la playa y encontró en Nilo al socio ideal. Pronto se adaptó y con capacitación está listo colaborar.

“En muchos lugares del mundo se está utilizando al perro como elemento de rescate, siempre con un operador”, explica en una publicación en redes sociales en la que presenta a Nilo y lo muestra en acción, con una situación simulada de socorro a una víctima en el mar.

Nilo, durante su tiempo de servicio, está en el puesto del balneario 14 equipado con un arnés que no le obstruye para sus movimientos al momento de correr y de nadar.

Ya en el agua, siempre con un objeto o juguete de por medio que es parte de su premio o recompensa por la respuesta a la labor por realizar, ese arnés con manija permite a la víctima aferrarse y salir hacia la orilla arrastrada por el perro. “Nilo tiene una capacidad de aprender enorme”, asegura Masia.

En la costa de Mar del Plata ya se han dado otros antecedentes de perros que los propios guardavidas aportan como apoyo a su actividad particular en el frente de playas.

En La Perla trascendió hace más de dos décadas la figura de “Chupete”, un perro que si bien no era rescatista, era reconocido por los guardavidas ya que acompañaba en el mar con cada rescate.

Luego llegó el primer ejemplar de Terranova, raza especializada en operaciones en el agua. También fue La Perla su presencia y la de los herederos, ya que se formó una escuela de adiestramiento en la ciudad para perros rescatistas en el mar.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar