martes 18 de junio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
HISTÓRICO

Video: la emoción de la marplatense que creó la vacuna contra el COVID al ponérsela

Juliana Cassataro estudió en la Universidad Nacional de Mar del Plata y es investigadora del CONICET

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

“Fue muy emocionante cuando nos avisaron que ya podíamos darnos la vacuna porque se había liberado el primer lote comercial. Es el final de proyecto por el que trabajamos tanto tiempo. Aplicarnos la vacuna que desarrollamos es un sueño cumplido. No lo puedo creer”.

Con esas palabras, la marplatense Juliana Cassataro reflejó su emoción tras recibir el “pinchazo”. La ganadora de los premios Konex y Loreal-UNESCO, fue una de las responsables de la creación de la vacuna que ya se puede aplicar libremente en todo el país.

Cassataro, de 50 años (26 de mayo de 1974), es Licenciada en Biología, estudió en la Universidad de Mar del Plata, se doctoró en la UBA en Inmunología, es investigadora del CONICET y trabaja en la Universidad Nacional de San Martín.

Con su gestión y conocimientos, Cassataro lideró la creación, el diseño y la producción de la primera vacuna argentina contra enfermedades infecciosas.

“Con este proyecto se nos cumplió un sueño que teníamos ya que pudimos ver como un desarrollo científico que comenzó en la mesada de nuestro laboratorio se convirtió en un medicamento que se transfiere a la sociedad para cuidar la salud de la población”, expresó Cassataro en diálogo con el sitio del Conicet.

Vacuna segura y eficaz

El proceso de desarrollo de la vacuna ARVAC y la realización de los ensayos clínicos involucró una red público-privada con más de 600 científicos y profesionales de 18 instituciones del país. Los estudios preclínicos para desarrollar ARVAC fueron financiados por la Agencia Nacional de Promoción Científica (Agencia de I+D+i), mientras que el desarrollo y el escalado industrial del proceso biotecnológico bajo estándares de calidad GMP (buenas prácticas de manufactura) estuvieron a cargo del Laboratorio Cassará. Los ensayos clínicos fueron financiados por la Agencia I+D+i, el Ministerio de Ciencia y Tecnología y el Laboratorio Cassará.

Los ensayos clínicos de Fases I, II y III, de los que participaron más de 2 mil voluntarios, revelaron que la vacuna ARVAC es segura y eficaz como refuerzo contra diferentes variantes del virus SARS-CoV-2.

Actualmente el virus SARS-CoV-2 sigue mutando y muchas de estas mutaciones hacen que escape a la respuesta inmune que se ha generado por la vacuna.

“Por eso, al igual que con el virus de la gripe ha habido que adaptar la vacuna a nuevas variantes que están circulando, es muy posible que haya que hacer lo mismo con ARVAC periódicamente o cuando aparezca una nueva variante de preocupación”, expresó la profesional marplatense.

“Nuestra vacuna ya está adaptada y el laboratorio está preparado para nuevas adaptaciones si fueran necesarias, estamos en contacto con los centros de vigilancia del virus y ni bien aparece una variante de preocupación que circule en nuestra región comenzamos el proceso de incluirla en la vacuna”, explicó Cassataro.

Embed

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar