Popularmente se enumera épocas en las que el precio internacional de la soja era alto para describir los tiempos de bonanza en la Argentina, aunque está claro que no es la única variable que importa para que la economía repunte. Sin embargo, sí es favorable para el ingreso de dólares al país, aunque su alza en el precio puede ser el resultado de una merma en la oferta y en la producción, lo que reduciría el beneficio. El pasado jueves el precio internacional de la soja superó los 650 dólares por tonelada en el mercado de Chicago.

Se trata de la mayor cotización en los últimos diez años del producto agrícola, que llegó a tocar los 655,54 dólares en un momento de la jornada. La tonelada de la oleaginosa había llegado a los 659,46 dólares en septiembre del 2012.

Según indicaron los especialistas, hubo una mayor demanda de soja por parte de China, lo que impactó en los precios. El país asiático importó un 20% más durante mayo que lo que importó en abril. Pero además podría estar influyendo el impacto en los precios de los alimentos que produjo la guerra entre Rusia y Ucrania; al igual que el mal clima en Estados Unidos, lo que redujo la producción.

image.png

Retenciones y brecha cambiaria: las dificultades de los productores argentinos

A pesar de que los granos de soja estén más caros que en toda la década pasada, los productores agrícolas de la Argentina no están viendo grandes beneficios, ya que el nivel actual de retenciones impositivas al campo y los diferentes tipos de cambio de divisas extranjera complican la exportación y liquidación de las mismas.

Tomando un valor promedio de la tonelada de soja de 423,5 dólares y un valor del dólar de $120,26 (que es el que paga el Estado a los exportadores cuando liquidan sus ventas), el productor de soja recibe $50.930 por cada tonelada de soja vendida. Pero si luego quiere comprar dólares, debería recurrir a dólares bursátiles, como el MEP o Bolsa, que cotiza a $207 por unidad.

Ese movimiento implica que sólo podrá recibir unos 246 dólares, 177,5 dólares por debajo de lo que vendió la tonelada de soja. La brecha entre el dólar al que vende su producto y el valor real de la divisa que adquiere es del 72,1%. En el caso de que acceda al dólar Contado con Liqui, la brecha asciende hasta el 77,9%.

image.png

Cosecha de soja: una temporada marcada por la sequía

La cosecha de soja en la Argentina está próxima a finalizarse y desde el sector agrícola remarcan que la temporada estuvo atravesada por una fuerte sequía durante el verano, lo que produjo la pérdida de 870.000 hectáreas de siembra. Las estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) ubican que se cosecharán en total unas 42,2 millones de toneladas. En total se sembraron unas 16,11 millones de hectáreas.

De todas formas, gracias a las rotaciones y la tecnología aplicada, pudo amortiguarse el golpe de la sequía en la producción local, según destacan los especialistas. La BCR también estimó un rendimiento nacional que cerraría en 27,7 quintales por hectárea, casi 3 quintales por debajo de la media de los últimos 5 años.

Desde la entidad contemplan que el complejo sojero aporte a la economía nacional unos 23.863 millones de dólares mediante exportaciones este año. La estimación de mayo era unos 146 millones de dólares superior.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate