Sol Pérez se fue haciendo camino en la televisión luciendo en pantalla su voluptuoso cuerpo. Acompañada de una actitud desprejuiciada y poses osadas, poco a poco su nombre se consolidó en el mundo del espectáculo.

La mediática logró hacer de su cola un culto,sin embargo, cuando muchos criticaron su sobreexposición, Sol se encargó de aclarar que era mucho “más que una cola” y utilizó su rol de panelista en diferentes programas para opinar sobre actualidad.

Su cuerpo provoca envidia y deseo tanto en hombres como en mujeres. Y suscita, también, comentarios de diversa índole. Muchos de sus seguidores se preguntan a diario si su cola es natural u operada. Cansada de las dudas, la ex chica del clima utilizó su cuenta de Instagram para hacer un descargo.

En su posteo, se explayó acerca de todos los sacrificios que hizo para lograr la escultural figura que posee hoy.Además, confirmó que no está operada y que nunca se sometió a recetas que prometen soluciones mágicas.

Con esfuerzo se puede lograr TODO. Yo no vendo fórmulas mágicas, no vendo dietas que te solucionen la vida. Miles de veces me quede sin ver a mis amigas o ir a cumpleaños o salir con algún chico que me gustaba por entrenar. No lo hago por gustarle al resto, lo hago por gustarme a mi. Es mi estilo de vida, es lo que me hace bien, lo que me hace feliz. No hay operaciones, dietas, fórmulas mágicas. Todo se trata de trabajo, trabajo DURO. Persevera y triunfarás, dicen. Todavía falta mucho pero el camino es genial.”

El mensaje, que en principio tenía una intención inspiracional, terminó por abrir un nuevo debate: ¿Cuándo la preocupación se convierte en obsesión? ¿En qué momento “verse bien” se transforma en prioridad? ¿Tan importante es la silueta como para perderse de los momentos felices de la vida junto a nuestros seres queridos? Parece que, sin quererlo, Sol volvió a generar polémica en sus redes sociales.

Comentá y expresate