El esposo de la mujer violada y padre del niño asesinado en la localidad de Puerto Deseado, provincia de Santa Cruz, dijo hoy que su mujer sólo se lamenta por su hijo y que él espera recibir ayuda para poder viajar a acompañarla.

"Hace un rato pude hablar un poquito porque tampoco puede hablar mucho. Lo único que ella atina a decir es 'mi bebé, mi bebé'", expresó Celso desde su casa de la localidad salteña de Rosario de la Frontera, en diálogo con TN.

El hombre, quien dijo que está "muy dolido" y "sorprendido" por lo sucedido, contó que su mujer viajó con el niño el 10 de febrero pasado a Buenos Aires para visitar a una hija que vive allí y que, luego, ambos fueron a Puerto Deseado, donde vive desde hace casi cuatro años otro hijo, que primero se desempeñó en una dependencia del Ejército y que, ahora, trabaja en una carpintería.

Según Celso, ayer cerca de las 15, cuando su hijo se iba a trabajar, alcanzó con su auto a su madre y a su pequeño hermano hasta la costa para que se quedaran paseando.

"Ella salió a caminar a la costa, le gustaba ir, como estaba sola allá salía a caminar con el bebé, le gustaba eso, siempre quería ir y este año se dio que se fue", contó.

"Ahora tengo esta triste noticia, no sé qué hacer", expresó el hombre, quien aseguró que no cuenta con los recursos económicos para viajar.

Celso dijo que es por ahora su hijo, el que vive allá, quien se está ocupando de todo, mientras que su mujer sigue internada.

"Él (por el hijo) tampoco quiere contarme mucho, me dijo que cuando vaya me voy a enterar", explicó.

Finalmente, el hombre pidió Justicia: "Quiero que se sepa lo que pasó, que se haga justicia por mi hijo. Pido que se aclare, si no, no voy a poder vivir en paz".

Comentá y expresate