Un joven fue víctima de un intento de estafa en Mar del Plata, bajo una modalidad que se repite en la ciudad. Se trata de llamados desde un número desconocido, en los que una persona se hace pasar por empleado de Anses y le da indicaciones a la gente para que se dirija a un cajero a los efectos de cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia.

"Una persona llamó ayer a mi hijo desde un número privado y se hizo pasar como Valentino Axel Vidal. Se presentó como empleado de Anses y quiso dar indicaciones para que mi hijo reciba el beneficio del IFE, alegando que ayer era su turno y no se había presentado, algo absolutamente falso, porque mi hijo no tramitó el IFE", explicó una televidente de Canal Diez, a "Las Noticias de la Gente".

"Mi hijo siguió la conversación para saber hasta dónde llegaba. Le indicó que su tarea era asesorarlo y guiarlo para obtener el beneficio. Que debía ir hasta un cajero e ingresar ciertos códigos: un ticket de inicio y un ticket de acreditación. Insistió en que debía ir ayer mismo al cajero. Ante la negativa de mi hijo desistió y cortó la conversación", señaló la mujer."

"Al buscar el nombre en Facebook nos encontramos con un montón de denuncias de estafas diversas. La intención es alertar a otras personas para que no caigan en la estafa", concluyó.

No es el primer intento estafa por parte de una persona que se hace pasar por empleado de Anses. Desde la Delegación Departamental de Investigaciones se inició una investigación tras una denuncia penal de una persona, señaló haber recibido un llamado telefónico de un número desconocido. En la comunicación, una persona se identificó como abogado de Anses, que le informó que su hija tenia dinero a cobrar por una mala liquidación de su haber jubilatorio. La cifra ascendía a la suma de $148.000.

Según el llamado anónimo, para recibir el dinero necesitarían un comprobante emitido por un cajero el automático del Banco (en este caso Superville) de la sucursal donde posee la cuenta la madre. En principio le dijeron que un representante de Anses lo esperaría en el cajero para ayudarlo a obtener el comprobante. Luego, recibió otro llamado en el que le informaron a la víctima que la guiarían por teléfono para obtener el comprobante de validación.

La denuncia fue abordada por la fiscal Andrea Gómez y se dispuso de inmediato un operativo encubierto. Finalmente, luego de varios intercambios de mensajes y llamadas, nadie se hizo presente, aunque se continúa con la investigación.

Desde la DDI recordaron que "ninguna entidad bancaria ni gubernamental requiere datos de cuentas bancarias, token, claves, etc. ni por teléfono ni mail ni ningún otro medio. Ese tipo de datos son exclusivos de cada persona e intransferibles".

"Se solicita estar alertas a estas circunstancias y hablar con su entorno familiar, sobre todo aquellos que tienen allegados de avanzada edad, que suelen ser quienes caen más fácilmente en este tipo de artimañas", concluyeron.

Comentá y expresate