El presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, admitió hoy que fue el mercado el que lo obligó a replantear la política monetaria y llevarla al "mayor nivel de restricción" al "mostrarnos que no confiaba" al impulsar al alza al dólar, forzándolos a convalidar incluso un nivel para el tipo de cambio que está "fuera de escala" para los modelos de equilibrio de esa variable que realiza la entidad.

Recogió así una tesis de analistas y economistas para quienes la conducta del mercado fue el que obligará al Gobierno a dejar de lado el gradualismo y acelerar los tiempos del ajuste y la reducción del déficit fiscal.

El funcionario concedió también que subestimó la magnitud que tomó la salida de capitales del país. "Pensamos en principio que era un cambio de carteras relacionado con la puesta en vigencia del impuesto a la renta a extranjeros", sostuvo. Pero defendió lo actuado en materia cambiaria al sostener que lo que la entidad intentó, tras cambiar su errado diagnóstico inicial hace algunos días, fue "administrar la tendencia del mercado" y para no enfrentarse a ella, salvo cuando se llegó precios irracionales.

"Los banqueros centrales tienen un dicho: hay que saber cuándo ir contra el viento", dijo en obvia justificación de la oferta de venta por hasta casi el 10% de las reservas que puso el lunes para fijarle un tope a la devaluación de peso.

Sturzenegger aseguró además que "el foco central" del BCRA vuelve a ser "reencauzar el proceso de desinflación al considerar concluidas "estas semanas" de alta volatilidad cambiaria, aunque evitó hablar de una corrida y eligió referirse a ellas como "turbulencias". "Ya mostré los datos, no impactó en el sistema bancario que sigue muy sólido", contestó en una rueda de prensa convocada originalmente para divulgar el Informe de Estabilidad Monetaria del primer semestre.

"Cuando el mercado dice 'estoy dispuesto a tener un tipo de cambio más depreciado', está diciendo que no cree en nuestra política monetaria. Hemos escuchado ese mensaje y reaccionado", insistió el jefe del BCRA para justificar la fuerte suba alza dispuesta en las tasas de interés."Vivimos mucha volatilidad, sobre todo en el frente externo y también por factores internos. Esa volatilidad uno la debe interpretar como alguien está hablando y dando un mensaje. Nuestra obligación es escuchar ese mensaje", insistió.

Sturzenegger valoró la colocación de dos bonos en pesos a cinco y siete años como una muestra de que la carrera desatada para huir del peso y el riesgo argentino terminó "Esa colocación fue la primera señal de que se empieza a creer".

Sobre la inflación aseguró que en mayo "va a venir bastante por debajo de la de abril con mucha ayuda de los precios regulados, cuyo proceso de ajuste terminó". Y se mostró confiado de que la suba de tasas dispuesta ayudará a reducir el "traslado a precios" de la suba del dólar en las próximas semanas.

Comentá y expresate