Un adolescente de 18 años se ahorcó con un cinturón después de que su exnovia lo acusara en las redes sociales de haber abusado sexualmente de ella. Su familia desmintió la denuncia de la chica y se manifestó en las últimas horas en Don Orione, en el partido de Almirante Brown, para pedir justicia.

El joven que tomó la drástica decisión se llamaba Thomas Fabrizio Pérez Ruiz. Estaba trabajando como todos los días en una peluquería del barrio cuando se enteró del escrache virtual y un rato después, su hermano lo encontró muerto.

Thomas se quitó la vida el domingo en un departamento arriba del local donde trabajaba, en las calles Eva Perón y Río Carcarañá. Cuando su hermano lo encontró ya no pudo hacer nada para reanimarlo.

velorio.jpg

“Florencia (la exnovia) estaba resentida porque se habían separado. Ella lo condenó socialmente en las redes y él se quitó la vida por el escrache”, dijo la mamá de Thomás, Érica.

De acuerdo a su relato, el escrache fue el último recurso usado por la chica para que su hijo volviera con ella. Antes lo hostigó por teléfono y lo amenazó con prenderle fuego la peluquería. "Quiero limpiar públicamente el nombrede mi hijo”, pidió la mujer.

Tras la muerte del adolescente, la exnovia borró las publicacionesen las que lo había escrachado e hizo lo mismo con sus perfiles de redes sociales. El caso fue caratulado como "suicidio" y será investigado por la UFI N° 5 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Comentá y expresate