Axel murió a los 12 años cuando se ahogó en la pileta del camping del Sindicato de Empleados de Comercio mientras debía ser vigilado por tres guardavidas. La Justicia suspendió el juicio y los trabajadores podrían recibir el beneficio de una pena de tres años en suspenso sin perder su libertad.

La familia de la víctima pidió Justicia. "El juicio iniciaba ayer y suspendieron todo. Es como que no paso nada, si como mi hijo no hubiese un muerto", se lamentó María Ponce, mamá de Axel.

El nene fue encontrado sin vida en una de las piletas destinadas a los adultos, que tiene una parte baja y una parte más profunda. La víctima se ahogó en la zona del medio, a 1,80 metros de profundidad.

"No soy juez, pero hoy me falta mi hijo. Si no hay plata de por medio la Justicia no avanza", aseguró Ponce a Ahora Noticias.

La autopsia sobre el cadáver de Axel determinó que no sufrió otro tipo de lesiones y murió por ingesta de agua. "Se lo mandó a un cumpleaños y no volvió nunca más", afirmó su madre.

"Los testigos dijeron que, al momento del hecho, los guardavidas estaban tomando mate en una mesa a 20 metros de donde apareció el nene", contaron los testigos del hecho al momento de declarar.

El juez Pedro Federico Hooft fue el que determinó esta situación e inhabilitó por dos años a y medio a los guardavidas para ejercer su profesión.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate