El petróleo continuó encareciéndose el lunes en el mercado internacional, marcando nuevos máximos no vistos desde noviembre de 2014. La noticia es mala para la Argentina por su impacto en el precio de los combustibles al público y en el gas importado, cuyo valor se va actualizando según la evolución del crudo. La perspectiva es desalentadora porque acentuará la inflación local en los próximos meses.

Según Reuters, los futuros del crudo escalaron ayer más de u$s2 por barril, ante la cercanía del restablecimiento de las sanciones de Estados Unidos sobre las exportaciones petroleras de Irán, y luego de que un acuerdo comercial entre EE.UU. y Canadá, para salvar el Tratado de América del Norte, que también incluye a México, impulsó las expectativas de crecimiento global.

El crudo Brent, de referencia en la Argentina, subió u$s2,25, o un 2,72%, cerrando a u$s84,98, pero luego del cierre regular del mercado, el precio siguió avanzando hasta u$s85,45, siendo la primera vez que supera los u$s85 desde noviembre de 2014. Por su parte, el petróleo WTI subió u$s2,05, o un 2,80%, en el mercado de Nueva York, cerrando a u$s75,30.

De acuerdo con analistas internacionales citados por Reuters, los precios más altos del petróleo y la fortaleza del dólar, que han golpeado a las divisas de varios grandes importadores de crudo, podrían afectar al crecimiento de la demanda el próximo año.

Pero por ahora el enfoque está centrado en las sanciones estadounidenses sobre la industria energética de Irán, que entrarán en vigor el 4 de noviembre y están diseñadas para reducir las exportaciones desde el tercer mayor productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Ya varios grandes compradores de India y China han indicado que reducirán sus compras de petróleo iraní y la china Sinopec dijo que recortó a la mitad los cargamentos de crudo iraní en septiembre.

Por otra parte, los precios se vienen disparando dese la semana pasada tras la decisión de la OPEP de no incrementar la producción de forma inmediata para compensar la caída de la oferta. La organización postergó hasta diciembre una decisión sobre el nivel de la oferta.

Un experto internacional citado por EFE consideró que "Arabia Saudita no está en posición de marcar la diferencia y eso está alimentando la tendencia al alza en el mercado energético", publicó Ámbito.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate