El insólito hecho ocurrió en Estados Unidos, donde una mujer que subió a un avión con su mascota terapéutica, nada más y nada menos que un chancho, fue obligada a bajarse luego de que el animal defecara en el pasillo.

Los pasajeros no podían creer lo que sucedía al ver a la mujer abordando con el cerdo en sus brazos en el Bradley International Airport, en Connecticut, Estados Unidos. Si bien al principio el hecho provocó asombro y simpatía, todo cambió cuando el animal comenzó a hacer sus necesidades adentro de la aeronave.

Las quejas por el olor no se hicieron esperar y una de las azafatas debió pedirle a la mujer que se pasara a la zona delantera para evitar más inconvenientes. Sin embargo, el olor continúo. “Cuando el animal se volvió perjudicial, se le pidió a la pasajera que bajara del avión”, dijo una vocera de la aerolínea.

A pesar de tener en su poder la acreditación de Animal de Apoyo Emocional, que autoriza a su dueño a viajar con un animal si tiene una orden médica que justifique un tratamiento para su salud mental, a la tripulación no le quedó otro remedio que expulsar a la mujer y a su mascota ante el malestar general.

Fuente: Minuto Uno

Comentá y expresate