Samantha Josephson, una joven universitaria de 21 años de Estados Unidos, volvía a casa después de pasar una noche con sus amigos en el bar Bird Dog, en Harden Street, Columbia. Para regresar, pidió un Uber para que la dejara en su alojamiento. Pero por causas que se investigan, la mujer se equivocó de vehículo y abordó otro auto pensando que se trataba del coche de alquiler.

Ese vehículo negro no era el que había pedido y todo terminó en un brutal asesinato. Las compañeras de habitación de Josephson de la facultad de Artes y Ciencias de la USC comenzaron a preocuparse cuando vieron que ella no había llegado y tampoco había avisado algún problema. Así reportaron la desaparición a la policía.

Mientras la policía de Columbia comenzaba su investigación, los cazadores de pavos encontraron un cuerpo a unos 12 metros de un camino de tierra en una zona boscosa en el condado de Clarendon, al sureste de Columbia. Luego, el cadáver fue identificado como el de Samantha.

Joven.jpg

La policía no dijo cómo murió la joven, pero se cree que pudo haber sido víctima de una agresión sexual. Gracias a las cámaras de seguridad, detuvieron a una persona de 24 años, Nathaniel David Rowland, quien manejaba el vehículo en el cual la joven se subió por error.

La sangre encontrada en el lado del pasajero del auto y el maletero se comparó con la de Josephson, dijo el jefe, y su teléfono celular fue encontrado en el compartimiento del pasajero. Los investigadores también encontraron un contenedor de lejía líquida, toallitas germicidas y limpiador de ventanas en el vehículo, dijo.

Detendo.jpg

El jefe de Policía de la localidad, Skip Holdbrook, explicó a varios medios el suceso: "Creemos... que entró en el coche particular de manera equivocada, creyendo que era un coche de Uber. Abrió la puerta y entró y se fue con el sospechoso conduciendo".

El padre de la joven, Seymour Josephson, escribió un emotivo mensaje de despedida de su hija en las redes sociales: "Escribo esto con una tremenda tristeza y con el corazón roto. La echaré de menos y querré el resto de mi vida. Samantha ya no está con nosotros pero no será olvidada. Es extremadamente duro escribir y publicar esto pero la quiero con todo mi corazón".

CNN Estados Unidos consultó a la empresa Uber, pero la compañía no hizo comentarios. Los consejos de seguridad de Uber aconsejan que se comprueben que la patente, la foto y el nombre del conductor coincidan con lo que se indica en la aplicación antes de subir al auto.+

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate