Ya son más de 8 millones de hogares los que completaron el formulario para poder mantener los subsidios al consumo de energía y gas, en el marco del proceso de registro iniciado el pasado 15 de julio cuando se abrió la inscripción, la cual se prorrogó hasta este domingo 31 de julio para todos los usuarios que aún no ingresaron sus datos.

Del total de inscriptos, menos del 5% (353.000 clientes) pertenecen a la tarifa 1, de ingresos altos, que irán perdiendo los subsidios gradualmente; 4.539.217 están ubicados en el nivel de tarifa 2, de ingresos bajos, continuarán como hasta ahora con beneficio pleno; y 3.157.971 se anotaron en la franja de la tarifa 3, de ingresos medios, que sufrirán una poda parcial.

Se estima que para fin de julio se alcanzarán cerca de 11 millones de usuarios inscriptos, sobre un total de 15 millones de clientes del servicio de electricidad.

image.png

El vicepresidente de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), Santiago Yanotti, dijo que aquellos usuarios que no aparezcan en el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE) “no estarán alcanzados por el beneficio y tendrán que pagar la tarifa plena”.

En tanto, remarcó que “son alrededor de 15 millones de hogares los que estarían en condiciones de completar el formulario, pero consideró que por la forma en que va creciendo la inscripción, a fin de mes se llegará a unos 10 millones u 11 millones”.

En otro orden, fuentes oficiales dijeron que posiblemente se habiliten en agosto “instancias de rectificación para errores de carga del formulario de segmentación de tarifas y también para cambios de ingresos de los hogares”.

El plazo original venció el miércoles último, pero el Gobierno decidió extenderlo hasta el último día de julio para lograr que más usuarios puedan anotarse en el Registro de Acceso a los Subsidios de Energía (RASE).

El formulario que debe llenarse para mantener el subsidio está disponible en www.argentina.gob.ar/subsidios, pero el trámite también puede concretarse de manera presencial en las oficinas de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses).

En el formulario se requieren diversos datos del usuario, como el número de cliente y número de medidor de cada servicio; el número de DNI con su correspondiente número de trámite; el número de CUIL de cada integrante del hogar mayor de 18 años y los ingresos de bolsillo de cada integrante del hogar mayor de 18 años.

Según estimó la Secretaría de Energía, el 10% de los hogares de mayores ingresos dejará de percibir los subsidios de manera gradual, desde agosto hasta diciembre, y abonarán la tarifa plena.

image.png

El secretario de Energía, Darío Martínez, dijo que a nivel eléctrico, van a ser unos $3.000 adicionales, sobre el aumento definido para quienes perderán la cobertura del Estado. Y agregó que esa suba en la tarifa de luz será en etapas.

“A partir de septiembre, van a llegar primero unos $1.200 a aquel que va perdiendo el subsidio”, explicó al respecto el funcionario. Las restantes cuotas, añadió, completarán los 3.000 pesos.

El objetivo es que el Estado deje de financiar el consumo de aquellos usuarios que pueden afrontar la totalidad del pago de sus boletas y espera que esta medida contribuya a un “consumo racional” .

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate