La medida de fuerza que mantienen los empleados municipales por el conflicto salarial que mantienen con el Ejecutivo local afecta directamente al departamento de Inspección General. "Cuando no hay control la gente se aprovecha", aseguró Emilio Sucar Grau, titular del área.

Sucar Grau se lamentó por no poder expedir nuevas habilitaciones: "Todos los trámites se hacen a través del sistema que no está funcionando porque hay muchas dependencias afectadas. La falta de habilitaciones provoca un perjuicio para el comerciante que tiene que pagar un alquiler y sueldo a sus empleados", dijo.

En este mismo sentido, le pidió a los comerciantes que no trabajen si no tienen la habilitación correspondiente: "Por más que tengan el trámite avanzado, sería como haber aprobado todos los pasos para obtener el registro de conducir y no tener el carnet".

De todas formas, el funcionario de Carlos Arroyo, reconoció que "el paro ya lleva demasiado tiempo".

Comentá y expresate