Mariana Irianni, la jueza que prohibió el ingreso de nuevos detenidos y condenados al Penal Nº15 de Batán por "sobrepoblación" y deterioro estructural del edificio, dijo que "hay que garantizar condiciones dignas en el alojamiento de los internos".

"La cárcel fue construida para 700 personas y hoy en día hay 1558. Además no se le hace mantenimiento desde su construcción", aseguró Irianni en declaraciones al noticiero de Canal 10.

image.png

El deterioro edilicio también es uno de los motivos de la prohibición: filtraciones, mal estado de las paredes y problemas de espacio en los pabellones. "Hay problemas en los techos, en el agua y en el suministro eléctrico. Han muerto personas electrocutadas", denunció.

Irianni intimó al al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a través de la Dirección Provincial de Política y Gestión Penitenciaria, para que en un plazo "no mayor a 30 días" presente un plan de reconstrucción para la Unidad Penal 15 junto a un cronograma de obras.

De todas formas, señaló que "es un tema estructural por lo que no se va a arreglar en breve".

Por último, contó que el clima de Mar del Plata afecta directamente al edificio y dijo que "la ciudad se merece una cárcel mejor".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate