Los padecimientos de tres hermanas, que debieron afrontar abusos sexuales, torturas y todos tipo de atropellos de parte de su padre, se acabaron. Sin embargo, ahora deberán resolver los problemas con la Justicia. Durante años, Kristina, de 19; Angelina, de 18; y María, de 17, padecieron las bajezas de su padre, Mikhail Khachaturyan, de 57, un delincuente que se manejaba como un "capo mafia" en Rusia.

Fueron abusadas y sometidas a su sadismo. Pero se cansaron. Juntas se vengaron: asesinaron a su padre a cuchilladas, por lo que podrían ser condenadas a 15 años de cárcel. "Lo odiábamos, queríamos que se fuera y nunca más regresara", expresó Kristina, la mayor de las hermanas, luego de que el cadáver de su padre fuera encontrado cerca del ascensor de su departamento, con decenas de heridas de arma blanca.

Tras el hallazgo del cuerpo, la investigación apuntó hacia ellas, por lo que fueron detenidas. Al enfrentarse a las autoridades, reconocieron que habían matado a su padre, hartas de tanto sufrimiento. Sobre ese momento, expresaron que el día del ataque habían sido amenazadas con un cuchillo, por lo que una de ellas le sacó el arma y lo apuñaló con la ayuda de sus hermanas. En caso de que la Justicia las halle culpable, podrían ser sentenciadas a una pena de 15 años de prisión.

Las torturas

Las hermanas debieron soportar durante mucho tiempo los embates de Khachaturyan, quien disfrutaba del mal que les causaba a sus hijas. "Una vez, el padre encontró pelo de perro en la alfombra. Llamó a una de las hijas, le hizo cepillar al perro y comer su pelo, mientras él la miraba", reveló una amiga de las víctimas. Incluso, trascendió que el hombre instaló cámaras en su casa de Moscú para espiar a sus hijas mientras no estaba.

En tanto, pese a lo declarado por las acusadas, su hermano Sergei, de 21 años, expresó: "Mis hermanas no pueden haberlo hecho. No sé qué pasó. No sé qué creer. No vivo en esa casa desde que tengo 16 años".

No obstante, todo apunta a que la historia es tal como trascendió. En la casa, la violencia era cotidiana y, por eso mismo, la madre de las chicas había escapado, ya no podía tolerar más los golpes y las constantes amenazas de muerte de su marido, a quien definieron como "una especie de capo mafia".

Comentá y expresate