Susana Giménez se animó a contar detalles de la noche en la que Carlos Monzón le pegó. En medio del furor por la serie de Space (Monzón), que recuerda el día que el ex campeón del mundo asesinó a su mujer, Alicia Muñiz (el 14 de febrero de 1988), la conductora recordó un dramático momento de la pareja. Estuvieron juntos mucho antes del asesinato, en los ‘70, y la relación no duró más de cuatro años.

“Una vez me golpeó, en Nápoles, no me lo olvido más. Se dijeron muchas pelotudeces al respecto, como que me pegaba seguido, así que dejémoslo claro: me pegó esa noche en Italia, fue horrible”, confesó Susana a Clarín.

La diva hizo una pausa y continuó: “Me dejó un ojo negro”. Según narró, ocurrió en Nápoles, cuando estaban filmando juntos la película “Il conto e chiuso”, traducida como “La cuenta está saldada”.

“Estaba celoso por Luc Merenda, un actor francés que trabajaba en la peli. El pobre tipo tuvo la desgracia de venir a saludarme a mi roulotte, que es como una casa rodante. Estuvimos hablando un minuto. Y Carlos lo vio bajar. Y cuando vi que lo vio dije ‘Chau, listo’. Era un enfermo de los celos”, recordó.

Esa noche había una fiesta y ella no quiso ir porque “sabía lo que iba a pasar”. “Cuando volvió al hotel estaba totalmente en pedo y agresivo. Empezamos a discutir a los gritos, me fajó y salí corriendo de la habitación. Recuerdo que en el pasillo caí en los brazos de su guardaespaldas, Gino, que me supo contener”, señaló.

Luego del episodio, la diva volvió a la Argentina, y si bien hubo unos acercamientos para recomponer la situación, decidió ponerle fin. “Un día le dije: ‘Bueno, basta, no quiero más esto’”, indicó.

Comentá y expresate