El Obispado de Mar del Plata confirmó que, en consideración a la actual emergencia sanitaria relacionada con el coronavirus (COVID-19), el obispo Gabriel Mestre, en diálogo con el obispo auxiliar Darío Quintana y con el Colegio de Consultores, determinó la suspensión de misas, bautismos y casamientos en todo el territorio de la diócesis de Mar del Plata.

La disposición entrará en vigencia a partir de las 00:00 horas del miércoles 18 hasta el martes 31 de marzo, inclusive. En detalle, establece:

  • Observar las normas nacionales, provinciales y municipales, permaneciendo en estrecho diálogo y colaboración con las autoridades municipales de los nueve partidos correspondientes al territorio de la diócesis.
  • Se suspende la celebración de la santa Misa en todas las parroquias, capillas y templos de la jurisdicción de la Diócesis de Mar del Plata durante todos los días. Exhortamos vivamente a los fieles a mantenernos unidos firmemente en la oración desde nuestras casas.
  • Se dispensa del precepto dominical a todos los fieles y se los anima a seguir la santa misa por radio, televisión o por internet.
  • Las secretarías parroquiales, en lo posible, seguirán funcionando en los horarios habituales a puertas cerradas. Sólo se atenderá a quienes se comuniquen por vía telefónica o por mail.
  • Se suspenden, hasta nuevo aviso, las celebraciones de bautismos y matrimonios. Los fieles deberán comunicarse, en momento oportuno, para reprogramar las fechas.
  • Como ya se había establecido ratificamos la suspensión de las clases en todos los niveles de las instituciones educativas católicas, los encuentros de catequesis y cualquier tipo de reunión de grupo en todas las parroquias, capillas y comunidades de la diócesis
  • Las Cáritas, el Servicio Sacerdotal de Urgencia y la Noche de la Caridad, dentro de lo posible, buscarán responder a las necesidades más urgentes.

“Exhortamos a todos los fieles a asumir con seriedad la responsabilidad de cuidarse y cuidar a los hermanos. Aprovechemos esta cuaresma como una oportunidad para vivir con ejemplaridad el amor al prójimo. Que el Señor sea nuestra esperanza y nuestra fortaleza”, expresa el comunicado emitido este martes por la tarde.

Comentá y expresate