El intendente de Tandil, Miguel Lunghi, y el jefe de gabinete de ese distrito, Julio Elichiribehety, se reunieron con la presidenta del Instituto de Género y Diversidad de la Provincia de Buenos Aires, Agustina Ayllón, para recibir tobilleras electrónicas duales, destinadas a la prevención de casos de violencia de género de alto riesgo.

El programa es desarrollado a partir de un convenio firmado entre el Ministerio de Justicia de Nación y la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia, y es instrumentado a través del Instituto Provincial de Género y Diversidad Sexual y el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Los dispositivos, provistos por el gobierno nacional, en el marco del Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, se suman al Plan Integral de Género, que lleva adelante distintas políticas para atender las necesidades urgentes e inmediatas de las mujeres en situación de violencia de la provincia de Buenos Aires.

Las tobilleras electrónicas actúan como una medida de protección complementaria a las medidas cautelares en situaciones donde hay un alto riesgo de vida. Se adjudica por orden judicial y contempla la prohibición de acercamiento controlada electrónicamente. No sólo evita acercamientos, sino también, supervisa el efectivo cumplimiento de las medidas judiciales, como una restricción perimetral. Genera pruebas judiciales ante los incumplimientos, y permite una intervención inmediata, al centrar el monitoreo en el atacante, y ya no solo en la mujer en situación de violencia.

Comentá y expresate