María Zelaya salió a la calle para participar de la marcha Ni Una Menos en Tucumán y encontró la muerte. El conductor del auto se dio a la fuga luego de chocarla y la dejó tirada en el piso ensangrentada.

Este lunes al mediodía, la Plaza Independencia de Tucumán se convirtió en un sangriento escenario cuando una manifestante del Frente de Trabajadores del Interior, que reclamaban por subsidios para merenderos, perdió la vida violentamente luego de ser embestida por un taxista.

María Rosa Zelaya, de 36 años, quedó tendida en el piso ensangrentada cuando el conductor del autola atropelló y se dio a la fuga. Falleció en la ambulancia que la trasladaba al Hospital Padilla. A metros de ese lugar, en la Casa de Gobierno, el gobernador Juan Manzur celebraba el ascenso de San Martín de Tucumán junto a los hinchas.

Embed
Embed

De acuerdo a lo que trascendió, el taxista habría discutido con los manifestantes porque no le permitían circular. Después de una fuerte discusión, avanzó sobre ellos a una alta velocidad provocándole luego la muerte a la víctima.

Ante este trágico incidente, el colectivo Ni Una Menos decidió marchar de luto por la tarde. Además, agregarán el nombre de María Rosa Zelaya a la lista de mujeres que esperan un cambio cultural con el objetivo de visibilizar la violencia machista y garantizar seguridad para las mujeres.

Embed

Comentá y expresate